Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


Fecha actual 15 Ago 2020, 15:51



Últimas noticias relevantes:
Ha habido algunos problemas con las imágenes del foro. Si detectas que alguna imagen no se muestra correctamente, borra la caché de tu navegador.

Buscar:

Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: El rencor de la furia.
NotaPublicado: 21 Ago 2019, 19:29 
Supradios Ao del todo a 100
Supradios Ao del todo a 100
Avatar de Usuario
Conectado

Registrado: 02 Mar 2018, 01:07
Mensajes: 2223
Ubicación: Madrid
Edad: 27
Ficha de personaje.

Imagen
Nombre: Anne Bross.

Tipo de personaje: Secundario

Clase: Pícaro/Guerrero/Ladrón Cofrade.

Procedencia: El Mar Impenetrable/Maztica.

Raza: Humana.

Especialidades raciales: Ninguna.

Edad: 28 años.

Descripción física: Anne es una mujer tosca, sus modales son brutos y afronta cualquier conversación de manera muy directa. Es una mujer orgullosa, hecha a sí misma, furiosa como la tormenta cuando se agota su paciencia, calmada, a su modo rudo modo, durante la mayoría del tiempo.

Anne tiene los ojos castaños oscuros, la tez morena por su ascendencia y por el sol. Tiene una mirada entre desafiante y descarada, atenta siempre a los detalles. Su cabello es largo, fino y ondulado, recogido en una coleta corta la mayoría del tiempo para moverse con agilidad. Por lo demás, su curtida y tostada tez muestra algunas cicatrices y, pasado su cuello, cada vez parece acumular más tatuajes, entre los que se esconde el de un kraken.

Preparada para el combate, Anne va armada hasta los dientes siempre con un sable y dos kukris que aprendió a usar a bordo de un barco, donde la diversa tripulación incluía gente de todas partes de Toril.


Conjuros roleados conocidos.
Ninguno.

Seguidores

Imagen
Nombre: Asim.
Sexo: Hombre.
Altura: 1,80.
Peso: 90 kilos.
Origen: Calimport.
Descripción: Musculado, alto, fuerte, ancho de espaldas y de rasgos de Calimshan. Asim sería todo un temor entre las mujeres si no fuese por ese gesto apático, serio y distante que mantiene con todo y todo el mundo.

Asiduo de burdeles y tabernas, es el más fiel de los seguidores de Anne, un brazo ejecutor. Asim es resolutivo y frío, su aprecio por la moral o la vida acaba en su lealtad por Anne y el oro. Sobre su pasado, muy pocos puede que recuerden a aquel chico que murió en los subterráneos de Calimport...
.

Imagen
Nombre: Hakhim.
Sexo: Hombre.
Edad: 28.
Altura: 1,75.
Peso: 80 kilos.
Origen: Memnon.
Descripción: Fibroso, de altura media tirando a alto, pelo en pecho, fuertes brazos, ojos verdes como la amatista y barba incipiente, Hakhim acostumbra a afeitarse la fina barba que le crece todas las mañanas. Quizás un recuerdo desdibujado de las costumbres de la ciudad que le vio nacer: Memnon.

De una mirada entre feliz y curiosa, Hakhim es un hombre hablador con los conocidos y reservado con los demás. Tiene un fuerte sentimiento de grupo que, en cierto modo, compensa el abandono al que le sometió su familia y le llevó a acabar emigrando hacia Athkaltha.

Convencido de sus ideas, Hakhim aspira al mero objetivo de ser feliz, de vivir una vida de aventura y olvidar su doloroso pasado. En tal sentimiento ha ejercitado su lealtad a Anne, intentando serle de utilidad
.

Imagen
Nombre: Fashurr.
Sexo: Hombre.
Edad: 60.
Altura: 1 metro.
Peso: 20,5 kilos.
Origen: Puerta de Baldur.
Descripción: Musculado y de un metro de altura, este tatuado gnomo fue, en su día, un corriente trabajador de los astilleros de Puerta de Baldur al servicio de un mediocre armador. Cansado de una vida monótona que pensaba, desmerecía sus ideas y su pericia, Fashurr decidió enrolarse en una tripulación y navegar alguno de los barcos que él mismo ayudaba a construir.

Despreciado por todos a causa de su tamaño, encontró finalmente alguien que le acogiese: Anne Bross. Actualmente, parecen tener una relación de mutuo y próspero beneficio
.


Idiomas conocidos.
Khondazhano.
Común.
Argot del ladrón.
Nexalano.
Iluskano.

Otras aptitudes especiales.
Saber (otros): Geografía: +10.
Artesanía: Marinero +14.
Soltura con una habilidad: Saber (Otros): Geografía.
Soltura con una habilidad: Artesanía (Marinero).


Objetos personalizados o de DM.
Ninguno.

Organizaciones.
Contramaestre del Sangre Eterna (tripulación del capitán Guybrush).
Capitana de su propia tripulación.
Sociedad Kraken.


Proyectos y objetivos personales.

Los proyectos y objetivos conocen de tres estados: pendiente; i.e. la idea aun no ha sido planteada onrol dado que falta un desencadenante que determine su procedencia onrol; planteado, i.e. se está desarrollando la idea onrol y offrol; iniciado, i.e. se está realizando la idea onrol; completo, i.e. se ha realizado con éxito o sin él la idea. Estos proyectos se organizan por cortes de nivel y están sujetos a constantes modificaciones.

Nivel 12.

- Forjarse un lugar entre la sociedad Kraken -> Completado

Nivel 16.

- Conseguir se parte de una tripulación estable -> Completado.

- Conseguir un barco -> Iniciado

- Conseguir tripulación estable -> Iniciado


La información contenida en este último apartado es información que no está al alcance de ningún personaje con quien Anne no haya interactuado en tal sentido.

_________________
Eliandor Asdrolelndel - Elfo de Mithril tel'Télkarar - Mago - Akh'faerna de los Cantárboles de Télkarar - Maestro de Adivinación en la Universidad Myrdon Salesker - Weldath, Edive, Valle Minsor.

Anne Bross - Marinera - Brynn Ley, Athkaltha, Crimmor.

¿Quieres jugar Star Citizen? Usa este código para ganar cinco mil UEC -> STAR-X2P5-4C2F

Jarritus, si estás ahí, te queremos y queremos que vuelvas.


Última edición por Sestum el 09 Jul 2020, 01:09, editado 21 veces en total
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: El rencor de la furia.
NotaPublicado: 21 Ago 2019, 19:31 
Supradios Ao del todo a 100
Supradios Ao del todo a 100
Avatar de Usuario
Conectado

Registrado: 02 Mar 2018, 01:07
Mensajes: 2223
Ubicación: Madrid
Edad: 27
Memorias en alta mar.


El barco me mecía en un inquieto sueño que hacía tiempo ya no me permitía descansar. Desde que había sido llevada allí junto a mis padres, la paz me era algo desconocido. Cada día las labores se sucedían en un ritmo asesino, matador… era lo que nos esperaba a nosotros, los esclavos que habíamos sido vendidos a galeras. No teníamos otra función que obedecer y morir. Todos marcados, todos propiedad de alguien… Yo, en cambio, había nacido a bordo del barco, no estaba marcada pero no por ello dejaba de ser propiedad de Ambrosio, el capitán del Alas Negras.

No era un barco muy grande, algo así como una coca náutica más grande de lo que eran las demás. Tenía un mástil con una vela cuadrada y remos, muchos, muchos remos cada uno empujado por dos personas. El capitán detestaba tener que domar nuevos esclavos, quebrantar su voluntad como ya había hecho con lo demás, convertirlos en rebaño… Por eso, en ocasiones, dejaba que los esclavos mantuviesen relaciones y tuvieran hijos. Muchos no llegaban a nacer, morían en el vientre de sus madres por el esfuerzo físico. Otros, en cambio, sobrevivíamos cuando nuestros padres se podían compinchar para dar cierto descanso a nuestras madres. Nos llamaban alados porque éramos parte del barco como cualquiera de sus clavos o tablones.

Desde que me había convertido en mujer, mis rasgos mestizos habían llamado la atención del capitán y quienes se sientan a su mesa. A las mulatas, como nos llamaban a quienes éramos el fruto de un amniano y una maztiqueña, nos tenían mucho gusto y, a mí, me llevaban a veces a sus juergas obligada, donde se me turnaban y usaban de mi como placiesen. Lo peor es que me preferían respecto al resto por mi carácter, por mi lucha. Pero siempre era inútil, eran demasiado fuertes…

Un día avistamos tierra, llegábamos al puerto de Brynn-Ley, una especie de ciudad pirata donde se dejaba recalar a algunos buques en su travesía por el océano hasta el Mundo Verdadero. Sabía que aquella noche no me llamarían, esos cerdos siempre buscaban una nueva mujer a la que ensuciar. No me fue difícil escaparme de aquel barco cuando todos estaban ya borrachos e inconscientes. Caminé aquellas calles con cierta libertad, no debía cruzarme con ningún tripulante y mi ausencia de marcas me permitía parecer una pobre más.

Me acerqué a la taberna y miré por una de las ventanas la juerga que se estaba corriendo allá dentro. Me quede embobada. Parecían tan felices y no había ninguna esclava, todos y todas eran hombres y mujeres libres.

No tuve casi tiempo para reaccionar cuando vi un rostro detrás de mí, iba a girarme para darle un codazo en la boca pero su peludo brazo me tapó la boca mientras otro me agarraba del brazo y me apretaba contra sí. Me revolví mientras un fuego crecía en mi interior, era furia y miedo. Era un instinto de supervivencia moldeado a mazazos. Cual pescado que sale del mar, me doble dando bandazos violentos de un lado a otro, pero ese hombre era demasiado fuerte.
Sentí un golpe en la cabeza, puede que me lo diese yo misma en mi locura, lo único que recuerdo es que desperté en una cama cómoda, no estaba atada. Me palpé por si hubieran abusado de mí, no había sangre, nada mojado. Giré la cabeza lentamente y ahí estaba él, el rostro de quien me había secuestrado. Estaba vestido con una armadura acolchada en buen estado y armado con un sable de apariencia bastante pesada. Me miraba en silencio con sus ojos negros.

Pasaron algunos minutos en que nos mirábamos fijamente, yo estaba muerta de miedo, no sabía ni cuándo era ni dónde estaba. Entonces, tras aclararse la garganta, rebuscó en una mochila y, sobre el taburete en que estaba sentado, tras ponerse en pie, dejó dos frascos: uno violeta y otro verde, ambos pegajosos por donde no se habían manchado de arena.

Se fue en silencio. Me puse en pie al momento, cogí los frascos y cuanto hubiese de valor en la habitación y me fui. Corrí hacia el muelle donde el barco de mis dueños esperaba y, con la prisa, acabé siendo cazada por uno de los marineros.
Él, asqueroso como los demás, me ofreció gozar de mí a cambio de no decirle nada al capitán, a lo que le respondí con un bofetón para, seguidamente, ser arrastrada ante las botas de Ambrosio. Me castigó como acostumbraba a hacer en las fiestas, al fin y al cabo, no permitiría que su juguete favorito se rompiese.

Durante los siguientes días en alta mar recapacité sobre el contenido de los frascos. Tras hacer pruebas con las ratas de la bodega me di cuenta que una sola gota del frasco violeta podía matar a cualquier ser en cuestión de segundos y que, el verde, podía salvarle si se tomaba entero. Mi descubrimiento me trajo el llanto. Por fin veía tierra en el horizonte.

Dejé que el tiempo pasara, tan solo dos dekanas sería suficiente para encontrarnos en alta mar. Elegí una noche de luna llena para envenenarlos a todos. Primero, al hombre que me había delatado. Quería probar con él. Bebió del barril de agua y el veneno pareció no hacerle efecto. Me dije que si quería tumbar a un hombre necesitaría más.

Me dirigí a la juerga, escabullirme por un barco en el que había nacido era fácil. Lo conocía mejor que el capitán, como si yo misma lo hubiese construido. Aquella noche me mostré a la fiesta dispuesta a que abusaran de mí tras verter todo el frasco en una de las muchas botellas que iban a consumir. Yo me tomé el antídoto por si acaso.
La fiesta comenzó mientras aquellos sucios depravados cenaban. Yo les vi compartir la botella, les vi beber, pero el veneno no parecía hacerles efecto. El tiempo pasó mientras esperaba inquieta en una esquina, cuando ya empecé a ver la primera hemorragia…
Uno de ellos, el segundo de abordo, comenzó a sangrar por la nariz cayendo su sangre al plato con sorpresa. Yo sonreí, pues el momento varios de ellos comenzaron a toser y sangrar también. Entonces me acerqué mientras convalecían. Su arrogancia les había hecho dejarnos solos. Cogí un cuchillo de la mesa y, sibilina, uno a uno fui desbragándoles y castrándolos con rencor. Sus caras de asombro y horror eran un poema que disfruté mirándoles a los ojos como siempre me pedían. Mi rostro se tornó sádico, disfrutando de su merecido sufrimiento.
Una vez todos estuvieron muertos, me vestí con las armas y el sombrero de Ambrosio, tomé las vestiduras del más delgado de ellos y coloqué lo que les había cortado en un plato en el centro de la mesa.

Aprovechando la noche, me escabullí hasta donde se encontraban los esclavos para abrir la puerta que les mantenía encerrados. Los desperté a todos y le rogué silencio para ir hasta la armería. El motín había comenzado y estábamos dispuestos a ganar.

Minutos más tarde sonó la campana de alarma y yo busqué a todos aquellos que me habían hecho daño a lo largo de mi vida. A quienes encontré los maté mientras dormían, a los demás, los mató la revuelta. Fue cuando me encontraba frente a mi último delator, observando los estragos que el veneno había causado en el, que uno de los artilleros me empujó fuera del barco, tirándome por la borda y cayendo al mar.

Las olas acariciaban mis pies. De alguna manera había llegado a la costa viva tras tantos días a la deriva. Mire a mi alrededor, una mujer me esperaba de pie a escasos metros. Me miraba con los brazos cruzados y me ofreció enrolarme en su tripulación. Había gente de todas partes de Toril, extraños hombres de ojos rasgados de Kara-Tur, atractivos hombres de Noyvern, místicos guerreros de Rashemen, un medio sireno... Allí me sentí segura como nunca y, al cabo de los años, encontré una misión, un propósito, una sociedad en la que encajé y un destino: Amn. Allí podría informar a la sociedad Kraken de cuanto fuese da valor y, a cambio, podría localizar a mis padres, saber qué fue de ellos, tener mi propio barco y tripulación… Tomar las riendas de mi vida y ser libre como nunca. Conquistar el poder que los hombres temen tomar y acabar con el esclavismo.
Desde entonces me llamé Anne Bross, algo que sonaba como Ambrosio, una burla a su legado.

_________________
Eliandor Asdrolelndel - Elfo de Mithril tel'Télkarar - Mago - Akh'faerna de los Cantárboles de Télkarar - Maestro de Adivinación en la Universidad Myrdon Salesker - Weldath, Edive, Valle Minsor.

Anne Bross - Marinera - Brynn Ley, Athkaltha, Crimmor.

¿Quieres jugar Star Citizen? Usa este código para ganar cinco mil UEC -> STAR-X2P5-4C2F

Jarritus, si estás ahí, te queremos y queremos que vuelvas.
Arriba
  Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: ArgonEro y 14 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Diseño del Foro modificado para PUERTA DE BALDUR por Monti, Tripiyon y Delar.