Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


Fecha actual 19 Sep 2021, 13:12



Últimas noticias relevantes:
Ha habido algunos problemas con las imágenes del foro. Si detectas que alguna imagen no se muestra correctamente, borra la caché de tu navegador.

Buscar:

Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Dominic Brightsoul
NotaPublicado: 05 Jul 2021, 21:51 
Gerardo de Amn
Gerardo de Amn
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Dic 2008, 23:01
Mensajes: 514
Ubicación: Cantabria
Edad: 35
Dominic Brightsoul
Imagen
Historia del personaje
Es un ... ¿ángel? - Dijo la matrona sorprendida mientras cogía al pequeño Dominic y lo envolvía en unas sábanas para después limpiarle y acabar por entregárselo a la madre.

Nisra miró a Dominic y sonriendo se dirigió a Earic. - Si que es un ángel.

El pequeño tenía poco pelo pero parecía plateado. Sus ojos apenas tenían un color formado todavía, pero de su espalda salían unas minúsculas alas con apenas un par de plumas.

Nisra y Earic lo tenían claro, alguno de sus antepasados se cruzó con algún ajeno bueno o algún celestial, pero ninguno podía recordar de que lado de la familia podría venir. Sin embargo, eso ya poco importaba, no solo habían sido bendecidos con un bebé sano, sino también con un bebé por el que, aunque diluída, corría sangre celestial.

La Bota Robusta era una pequeña tienda en Suzail en la que trabajaba tanto Nisra como Earic. Aunque durante los primeros años se tuvieron que turnar para cuidar a Dominic y solo uno de ellos la atendía.

Cuando el pequeño ya tenía tres años, comenzó a pasar los días en la tienda mientras sus padres trabajaban. En ocasiones salía a jugar a las ajetreadas calles de la capital Cormyta donde el ruido de las carretas y los mercaderes inundaba de vida, y también de estrés, todas las estancias a las que alcanzaba a llegar.

En esas calles pronto encontró su primera lección de vida. Dominic era diferente, y los otros niños así se lo hacían ver. Se burlaban de el por el color de su pelo. Sus ojos, ya de un dorado brillante no inspiraban confianza en los niños. O quizás si, pero siempre alguien empieza un juego y al final, todos le siguen.

Viejo! Eres un viejo! - decían los niños riéndose.
Soy un ángel! - decía el pequeño tras escucharlo en casa.

Los niños se reían y al final Dominic marchaba llorando a la tienda donde sus padres le consolaban. Nisra y Earic hacían lo que podían. Nunca llevaba las alas visibles y trataban de peinarle y taparle el pelo con gorros pero no podían taparle los ojos. Su hechizante mirada aúrea siempre llamaba la atención, y cuando lo mostraba, su plateado cabello que reflejaba todos los tonos del sol, hacía que estos pequeños se rieran de él, tal vez por envidia, tal vez por miedo.

Esto llevó a Dominic a recluirse en casa y sus padres, con toda la intención del mundo, le introdujeron a un sacerdote de Ilmater, Isaiah Brighthands, que comenzó a enseñarle sobre los dioses mientras el pequeño ayudaba en el templo.

A pesar de toda la influencia recibida, Dominic no creció pensando en el sacerdocio, lo hizo queriendo ayudar a los demás, tal vez, esta vez si, influenciado por Isaiah. También quería impartir justicia. No a los que se burlaban de él, pues simplemente les consideraba ignorantes o asustadizos, sino a los que realmente sembraban el mal en Faerun.

El sacerdote, Isaiah, le enseñó el panteón y los dioses, centrándose en las deidades buenas, y casi de manera inmediata, Dominic se interesó por Tyr. El clérigo lo tenía claro. Por su ascendencia celestial, por muy diluida que estuviese y su tenaz interés en la justicia y ayudar a los demás, el pequeño, ahora ya adolescente, estaba destinado a ser un Paladín de la Mano Firme, o como más adelante se definiría a si mismo, un Caballero de Tyr.

Isaiah además aprovechó sus conocimientos para enseñarle a hablar el idioma celestial. El idioma no solo de los dioses sino también de sus antepasados, por muy lejanos que estuviesen. Esto le permitiría a Dominic acercarse más a Tyr y a si mismo.

Cuando ya estaba realmente preparado, con 18 años, les dijo a sus padres que era hora de partir. Dominic no estaba hecho para la vida en ciudad ni para la Bota Robusta. Nisra y Earic lo entendieron pero antes de marchar le dieron un regalo. Su apellido, Deepmantle, no era el apellido digno de alguien Dominic, por eso le dijeron que el, siendo diferente, debería llevar un apellido diferente, Dominic Brightsoul sería su nombre a partir de entonces. Junto con una espada y un escudo, el aasimar partió en busca de aventuras y de causas en las que ayudar.

Fue a los 23 cuando mostró sus primeras habilidades. Llevaba varios años vagando por Cormyr y Sembia pero fue cerca de Iriaebor, mientras ayudaba escoltando una caravana, cuando un grupo de trasgos les asaltaron.

Dominic se enfrentó a dos trasgos al mismo tiempo. El primero trató de goleparle con una maza de armas que quedó clavada en el escudo del mestizo. Aprovechó ese momento para cercenarle el brazo de un golpe y dirigir entonces su atención al segundo trasgo. Este, por un momento dudó y cuando se dispuso a atacar al aasimar ya era demasiado tarde. Ese momento de duda fue suficiente para que, armado de valor y justicia, le golpease a la altura de las orejas separándole media cabeza del resto de su cuerpo.

El segundo trasgo murió al instante mientras el primero, con un solo brazo, desangrándose y retorcido de dolor caía de rodillas. El Caballero de Tyr con su espada larga le dió una muerte rápida y clavándosela en la cabeza atravesando casi todo su trasgoide cuerpo. Al sacarla la sangre salpicó la zona y parte de su mundana armadura. Su espada estaba embadurnada de sangre trasgoide y aquello era realmente asqueroso, pero con algo de hierba del camino pudo limpiarla para después guardarla en su vaina.

Cuando se dirigía a la caravana para poder ver cómo estaban todos, pudo ver un corrillo de gente alrededor de la hija del dueño de la misma. Dominic se acercó y pudo ver que una flecha había impactado en el hombro con fuerza y la caida le había hecho daño. La flecha no parecía estar envenenada pero parecía estar bien incrustada. El aasimar sin dudarlo, tal vez por desconocimiento o por confiar demasiado en si mismo, aferró la saeta con su diestra y la retiró con fuerza, y de manera sorprendentemente limpia, del hombro de la muchacha que ahora parecía sangrar a borbotones.

Dominic se arrodilló y posó sus manos sobre la herida. No lo había hecho nunca antes. No había rezado. No había dicho ninguna palabra. Pero algo en si mismo le decía que era capaz de hacerlo. Sus manos se iluminaron con un haz blanquecino y las heridas se cerraron. Algunos miraban incrédulos y otros le preguntaban si era un sacerdote.

Caballero de Tyr - respondió tajante.

Después ayudaron a subir a la muchacha y continuaron su marcha hasta llegar a Athkatla, Amn.

Descripción y personalidad
Ver a Dominic significa ver a alguien que llama la atención.

Lo primero que resalta son sus enormes alas de plumaje blanco como la nieve. Notas además que las luce con orgullo.

Su melena es lo siguiente. Sus argénteos cabellos reflejan la luz y los colores de lo que le rodean y casi pueden usarse como un espejo.

Sus ojos, de un color azul profundo como el mar más azul, transmiten una confianza difícil de comprender si no le conoces.

Su piel es blanquecina, casi porcelanosa. Es además muy suave. No tiene un solo vello en el rostro y es difícil de discernir si se afeita cada doce horas o si directamente no le crecen.

Cuando habla, lo hace con un tono calmado y serio. Su voz es grave pero no celestial. Su sonrisa casi perfecta y sus rasgos faciales parecen tallados a mano.

Sus brazos, si los lleva descubiertos, son los de alguien fuerte. Quizás aparentan menos fuerza de la que tiene, pero es su definición lo que llama la atención, no su tamaño.

Su forma de vestir, de andar y de comunicarse es elegante. A veces algo altivo pero siempre dispuesto a ayudar a los demás.

Es amable, agradecido y a veces algo creído. Quiere ayudar a los demás, conocer mundo y resolver entuertos impartiendo justicia.

Ha vivido la discriminación y quiere que no la vivan los demás.

Cree que solo se vive una vez y hay que hacerlo al máximo. Disfrutar de cada momento y de cada persona.

Cómo y por qué acabó en las tierras de Amn
Desde que partió de Suzail en busca de aventuras ha vagado por Faerun. Acaba en en Amn tras escoltar una caravana y tras encontrarse gente de lo más variopinta decide quedarse durante un tiempo, pues parece ser un lugar en el que, si quizás no encaja del todo, ya no destaca tanto.

En un país en el que todos son extraños ninguno lo es.

Motivaciones personales
  • Impartir justicia
  • Resolver entuertos
  • Disfrutar de la vida y del momento
  • Eliminar el mal y la corrupción allá donde pueda
  • Ayudar a los necesitados
  • Vivir grandes gestas y aventuras

Relatos

_________________
Stern Holyblade - Hoja del personaje
Dominic Brightsoul - Hoja del personaje
Arriba
  Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: GabrielJDV, Thrall y 3 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Diseño del Foro modificado para PUERTA DE BALDUR por Monti, Tripiyon y Delar.