Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


Fecha actual 18 Oct 2018, 06:45



Últimas noticias relevantes:
¿Creéis que podéis aportar movimiento al servidor? ¿Habéis pensado alguna vez en estar al otro lado? ¡Esperamos vuestras candidaturas DM!

Buscar:

Nuevo tema Responder al tema  [ 8 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: La hermandad
NotaPublicado: 06 Feb 2018, 21:38 
Octava pata de Lloth
Octava pata de Lloth
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 22 Mar 2013, 06:04
Mensajes: 1381
Edad: 24
ÍNDICE DE RELATOS
"Relatos de azañas y aventuras"


Citar:

_________________
Ryo Hatsuko : Imagen

Imagen


Última edición por BlackBurns el 10 Mar 2018, 05:41, editado 8 veces en total
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: La hermandad
NotaPublicado: 06 Feb 2018, 22:10 
Octava pata de Lloth
Octava pata de Lloth
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 22 Mar 2013, 06:04
Mensajes: 1381
Edad: 24
La Hydra y la Hag

Imagen
En aquel entonces relucía la paz en todo Amn, los mercaderes satisfechos llevaban a la capital harina y trigo, los jóvenes aventureros se reunían en un día no muy frío en el conocido brasero de los llanos en busca de alguna aventura… todo parecía relucir una tranquilidad que con los años se veía desgastada… la paz no duró demasiado, cuando entre murmullos y susurros audibles aquellos aventureros hablaban sobre unas extrañas desapariciones en el pantano… esta información llegó a oídos de La hermandad por la mera casualidad de estar en el momento indicado en el lugar adecuado, no mostraron mucho interés, hasta que en la conversación se pudo oír algo acerca de una recompensa por información de una extraña
desaparición de guardias fronterizos. No se hizo de esperar la reacción de los tres integrantes, y acudieron al lugar, junto a los tres miembros de La hermandad: Sven, Wendelin y Gilrod, acudieron otros aventureros que rondaban las cercanías por el mismo rumor, la misión que encomendaba aquel guardia fronterizo de la cual estaría retribuida era investigar acerca de la desaparición repentina de una avanzadilla de guardias fronterizos que se adentraron al pantano y no se volvió a saber más nada de ellos. Antes de marchar, una guardia fronteriza parecía tener un vínculo amoroso con uno de los desaparecidos, nos encargó que encontrásemos y lo traigamos de vuelta con vida. Sven ante la preocupación de la mujer, se decidió a buscarle a cambio de que la mujer tan solo recordase el nombre de la hermandad. Por lo pronto el grupo marchó lejos de las inmediaciones, adentrándose en el profundo pantano que allí había. Al llegar se pudo ver una extensa niebla, tan concentrada era esta, que era difícil poder distinguir algo a menos que estuviera cerca, pero por lo pronto, un hombre de una extraña apariencia, alguna especie de viajero planario se presentó ante el grupo y con voz amistosa invitó a los aventureros a continuar el camino, no sin antes advertirle de que su presencia así como la de la niebla, tenía un motivo, aquel poderoso viajero planario pronto confesó que su presencia se debía a la búsqueda de una bruja, una fugitiva conocida como “Hag” el mismo mencionó que ella y su “mascota” habían huido a este lugar pero afirmó que no podía intervenir de forma directa, así que decidió utilizar una magia protectora que por lo pronto, sirvió de ayuda a los aventureros en su camino.
Imagen
El extenso pantano se extendía hasta donde alcanza la vista, hogar de sanguijuelas y el fango, el idóneo para caimanes y mosquitos, el alterado clima de la zona hacía que se pudiera sentir el frío tras cada paso, el silencio y el frío con el paso del tiempo, dejó de ser un problema. Algo acechaba el agua, algo parecía esperar que los aventureros se metieran en el agua para llevarlos al fondo del pantano. Un silencio repentino inundó el lugar, todos mantuvieron el silencio y la criatura se detuvo, el grupo entero miraba hacia el agua, algo enorme arrastró el curso del pantano y generó una corriente de agua notoria, por lo pronto se alzó una cabeza enorme y un atronador chillido que infundía terror a todas las criaturas cercanas e intimidaron al grupo de aventureros que jamás habían visto una criatura con tal forma, una bestia con un grito ensordecedor dispuesta a atacar al grupo, el grupo dispuesto a enfrentar a la gran criatura. Grupo aparentemente dispuesto a enfrentarla, pronto se hicieron eco de lo que detrás de la Hydra había.. asomaba otra cabeza similar a la primera, aterrados por la imponente bestia que se alzaba, aún parecian dispuestos a enfrentarla, parecían, dejaron de parecerlo cuando tres cabezas más se alzaron del agua, una enorme Hydra de cinco cabezas, una criatura masiva y enorme con un ensordecedor grito de furia parecía dispuesta a tragarse al grupo entero. No tardó en suceder, aquellos dispuestos a combatir a la criatura huyeron despavoridos al ver el terror que esta les infundía, dejando a Sven con su armadura pesada y su rostro de resignación ver a la bestia. La criatura no tardó en utilizar sus cabezas para impedir el paso a los aventureros, se alzaba y exhalaba un aliento putrefacto, en su boca se veía aún rastros de sangre de su última cena. “Joder” fue la palabra que describió verbalmente el bárbaro Sven al ver que tres de las cinco cabezas se enfocaron en el, pero aún no perdía la posibilidad de derrotarlas mientras que el grupo entero se veía rodeado por las cabezas de la enorme Hydra. El combate no tardó en empezar, aquellas Hydras golpeaban el suelo con tanta fuerza que tiraban al suelo a todos, incluso ocasionalmente a Sven, uno de los golpes de la criatura embistió a un elfo del grupo, Rokwen, mandandolo a estrellar contra un árbol con tanta fuerza que casi arranca el árbol...
Imagen
del lugar, mientras la gran bestia se lanzaba a matar a Sven mientras este como podía eludía los golpes de semejante bestia y por lo pronto asestó un golpe en el ojo de una de ellas, la criatura se alzó con una fuerza temible, un grito ensordecedor, retiró su cabeza hacia atrás dispuesta a volverse para comer al bárbaro, con su espada clavada en su ojo, tan pronto como hizo el intento, Sven recuperó su espada de su ojo y desgarró la córnea de la criatura dejándola impidiéndole ver, esta se lanzó con todo mientras Sven sostenía la espada por encima de su rostro, haciéndole un agujero desde el mentón hasta la cabeza de una de las Hydras, Sven salía de sus entrañas y retiraba su espada de la cabeza de la criatura, pero pronto recibió un fuerte golpe de una de ellas que lo envió varios metros a un lado. Mientras uno de los integrantes del grupo Rokwen, trataba de lidiar con una de las cabezas de la Hydra, sirviendo de relevo a Sven, pero no todo acabó ahí pues solo una de las cinco cabezas había sido derrotada, aún quedaría otras cuatro, una de ellas dispuesta a volver a abatir al elfo que se veía superado por semejante bestia, sin embargo la presencia de la magia arcana se hizo ver con Gilrod y Wendelín, Gilrod mantenía la gran bestia inmóvil con su magia y Wendelin atacó al punto débil de aquella criatura, los ojos, con una grandísima bola de fuego hirió a la criatura que no tuvo más remedio que golpear su cabeza contra los árboles desesperada por matar al grupo entero, Sven volvió a realizar un certero tajo en la cabeza de la bestia, separando una de sus cinco cabezas. Ya dos caidas, solo quedarían tres. Rokwen hacía un fenomenal trabajo, resistiendo el embiste de dos de las criaturas hasta que fue golpeado otra vez.. retrocedía atrás clavando la espada en el suelo para frenar, este sostuvo su mano y apretó ligeramente dejando ver un Orbe mágico que lanzó con ganas a la grandísima bestia, que tan pronto como recibió el orbe en mitad de la frente, chilló con tanta fuerza que lo que después se vió fue su cabeza estallar con tanta ferocidad que desprendía sangre de la criatura por la zona terminando así con la vida de una de todas ellas. Pero los problemas no tardaron en volver en forma de las dos cabezas y estas se juntaron para hacer un ataque coordinado, destrozando los huesos de Sven de un golpe contundente en forma de martillo y condenando a Sven.
Imagen

Sin embargo… Alys y Adellian sostenían la voz de Lanzhander que devolvía la luz a los guerreros caídos, Sven se reincorporó y marchó a por la gran criatura mientras éstas ya airadas se la agarraron con el pobre Rokwen, que quedó en el suelo malherido, Sven se lanzó a combatir, golpes que recibía hacian que el bárbaro perdiera todas sus posibilidades de continuar, pero milagrosamente los rezos de Lanzhander y la ayuda de Gilrod con su magia, le dieron un poco de lo que le faltaría a Sven para terminar con las bestias, así que se lanzó con la espada en alto hacia ellas, imbuido en magia de curación y protección por parte de Wendelin, Gilrod, Alys y Adellian que, preocupadas por el elfo, hacían lo que podian mientras las bestias se ceñían con el, cuando Sven alzó la espada y rebanó la cabeza de ambas bestias dejándolas caer. Un profundo suspiro inundó el lugar tras la victoria.. pero por lo pronto un rayo cayó violentamente sobre el cuerpo inerte de la Hydra y un grito aún más ensordecedor volvió a aterrar al grupo.. sea lo que fuera, nadie tiene una Hydra como mascota así como así…

Mientras trataban de averiguar dónde se encontraba la causante de las desapariciones, una densa niebla envolvió a los presentes hasta el punto de nublar su visión. ¿Estás ahí?,¿Quién eres?, ¿Hola?, ¡Soy yo!, ¡No me toques!. ¡Eh, cogeos de las manos!, ¡Por aquí, vamos!. Las voces de los aventureros se entremezclaban, en una angustiosa incertidumbre, por un momento confusos intentaron ubicarse unos a otros temiendo que alguno fuera arrastrado por la Gran Bruja, que a juzgar por el lamento que profirió su mascota y el gran rayo que impactó contra la tierra poco después, podían estar seguros de que la ‘Hags’ se preparaba para tomar venganza. Avanzaron formando una línea, algunos cogidos de las manos, otros se aferraban a la capa o la mochila de sus compañeros más cercanos. Completamente perdidos y sin saber muy bien qué hacer, los arcanos trataron de discernir la naturaleza de la Niebla que les impedía ver todo a su alrededor hasta que una voz se hizo presente:

¡Está muy cerca, seguid al Este, ahora no puede veros!. -el angosto pantano se extendía bajo los pies del grupo, en cabeza Sven y la sacerdotisa Alys, guiaron hasta la dirección que aquel ser les había indicado, detuvieron la marcha al toparse con una antigua y ruinosa cabaña de donde procedía un olor nauseabundo. Un grito furioso rompió el silencio, comprendieron que la ‘Hags’, la Gran Bruja devora niños, los buscaba incesantemente por el pantano, pero a su visión permanecían invisibles ocultos por la bruma mágica delante de su propia cabaña…

Imagen
Seguido de un temblor en el suelo apareció la monstruosa y deformada criatura, presentaba un semblante demacrado y una boca provista de siniestros dientes afilados y mal colocados. Desprendía un olor a muerte y putrefacción. Buscó con sus ojos a los intrusos que habían asesinado a su temible mascota, dos órbitas negras llenas de pus.
¡Adelante, es el momento! -gritó una voz masculina lanzándose al ataque, era el bárbaro Sven empuñando su espadón con el que logró asestar a la criatura, pero ésta retrocedió impidiendo que su grasienta y porosa piel recibiera el temible impacto. La Gran Bruja, presa de una furia enloquecedora, profirió un chillido y con ello su destructiva magia no tardó en aparecer. Gritos y lamentos de dolor se oían por doquier, Alys, Adellian, Sven y Rokwen. Adellian combatían a la criatura tratando de sobrevivir a sus conjuros de muerte, los arcanos Gilrod y Wendelin le hacían frente pero su poder era abrumador, producto de una maldad sobrenatural, pues según supieron, la criatura pertenecía a una leyenda, era una estirpe demoníaca femenina que se alimentaba de la carne humana. Su presencia había sido atraído por un mal que había logrado enroscarse en lo más profundo del pantano, pues según los rumores que circulaban por la capital, y el propio relato del mago Gilrod, dekhanas atrás lograron destruir a otra bruja, aunque en esa ocasión, contaron que era capaz de hacer nubes de golosinas y otros hechizos peculiares para atraer a los niños. Las desapariciones en el Pantano eran un hecho, y tras vencer a la ‘Hags’, descubrieron que aquella maldad que la había atraido a ese lugar, no se fue con ella, sino que permanecía debilitada, en lo más profundo de aquellas aguas negras llenas de hierba muerta.
El grupo de aventureros logró recuperar la alianza del hombre que había desaparecido de entre los restos de algunos cadáveres que la ‘Hags’ ocultaba en su tétrica vivienda.

No hubo muchos heridos en la cruenta batalla, gracias a las bendiciones de los sacerdotes y las protecciones de los arcanos. Regresaron al puesto fronterizo para comunicar la terrible noticia a la guardia amniana, tras ello el grupo tomó diversos caminos, quizás sabiendo que volverían a ese Pantano pues un oscuro y malévolo misterio se había adueñado del lugar, atrayendo a toda clase de criaturas repugnantes que se alimentaban de la sangre humana.
Un lugar donde la Oscuridad prosperaba.

_________________
Ryo Hatsuko : Imagen

Imagen
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: La hermandad
NotaPublicado: 06 Feb 2018, 22:15 
Clérigo sin deidad
Clérigo sin deidad
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 07 Jul 2015, 23:23
Mensajes: 491
Ubicación: Santiago
La hija de Lord Gulan

-Las frías calles prohibidas-
Dhalia tras haber asistido a su ciudad natal Esmeltaran, en donde Lord Gulan, importante mercader de telas había hecho un llamado a varios aventureros, caza-recompensas y mercenarios. El opulento mercader ofrecía nada menos que un millón de perlas a quien regresara a su querida hija con vida.
La joven había quedado atrapada en la ciudad de Athkatla, cuando el puerto fue cerrado debido a la Peste Negra, según el hombre su hija gustaba de visitar el puerto y hacer comprar en la capital, desafortunada época para haber asistido.
Lord Gulan entregó a cada asistente un retrato de su hija, Dhalia cogió una copia y la llevó con ella.

Imagen

Debía encontrar a la Hija del noble, pero claramente estaba prohibido entrar en la zona de los barrios bajos y el puerto, no quería meterse en problemas, pero, esta prohibición se refería a las calles, de los tejados nada decía.
Era la manera de poder acercarse sin ser vista, Dhalia vagó por algunos días, con su capucha y un pañuelo cubriendo su rostro, no era algo que le agradara, pero debía protegerse de la enfermedad.

Imagen

Lo que vio no era agradable a la vista, callejones sucios, gente hambrienta y enferma, los barrios bajos eran más deprimentes que antes.
Luego de que intentaran timarla varias veces con algo de falsa información, hubo un mendigo que en su tiempo dijo haber sido caza-recompensas, afirmaba también saber en donde se encontraba la joven, pero estaba enfermo y débil como para poder rescatar a la hija de Lord Gulan, prefirió compartir la información con Dhalia a cambio de algunas monedas y una poción de atracción para hacerse más guapo.

-Con el Filo al cuello-

Tras tener una fuente más o menos confiable, Dhalia reunió a sus compañeros de la Hermandad, así como también hizo un llamado a sus camaradas de La Hermandad de Las Alas Negras, era una buena suma a repartir, quienes asistieron fueron Lucca, de La Hermandad de Las Alas Negras, Sven, Wendelin y Gilrod.

Al reunirse en el lugar acordado con el ex cazador de recompensas, le señaló el lugar, parecía un viejo almacén abandonado, prontamente entraron en el lugar, así mismo tres personas más entraron por la otra puerta, estas personas eran conocidos. El cabo Roxx, Alexis y Arkanthos.

Ambos grupos se miraron, pero no había tiempo para preguntas, en un rincón de aquella almacén estaba la joven que tanto buscaban, atada, maltratada y con el pánico en sus ojos. Claramente en contra de su voluntad.

Ambos grupos se preocuparon prontamente por la seguridad de la joven, dialogaron un momento con los sujetos que la tenían capturada, pero no quisieron oír razones, solamente deseaban la recompensa.

Cuando uno de los bandidos puso una daga en el cuello de la joven, ya no había más que dialogar, se debía actuar rápido. El arcano Alexis usó un conjuro para cambiar de lugar con la joven, poniendo en riesgo su vida, quizás en el momento no lo pensó, pero el sujeto quedó sorprendido por un momento, lo que dio tiempo a Gilrod de conjurar un hechizo para asustarlos.

Luego de que los bandidos quedaran aterrorizados unos momentos y Alexis estuvo ya a salvo, Sven y Roxx arremetieron en contra de ellos, terminando así con el problema. Sven no dudó en cortar la cabeza a uno de los bandidos, para así tener prueba de haber acabado con quien tenía capturada a la joven.

Solo quedaba llevar a la joven al hospicio, Arkanthos la acompañó para asegurar su buena salud y luego entregarla a su padre.

-Un último viaje y el primer pagaré-
Cuando regresaron su hija a Lor Gulan, fue un momento emotivo, un largo abrazo y la felicidad del rencuentro.
Dhalia sintió algo de envidia, después de todo jamás podría volver a abrazar a su padre.
La suma de la recompensa sería repartida entre todos, sin embargo luego de recibirla, Sven, Dhalia, Wendelin y Gilrod decidieron regresar el oro y llegar a un acuerdo con Lord Gulan.
Hoy por ti, mañana por mi, trataron el primer pagaré a nombre de la Hermandad.
Cuando La Hermandad lo requiera, contarán con la ayuda de Lord Gulan, tienen su palabra.

Imagen
La Hermandad

_________________
Imagen

Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: La hermandad
NotaPublicado: 06 Feb 2018, 22:17 
Clérigo sin deidad
Clérigo sin deidad
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 07 Jul 2015, 23:23
Mensajes: 491
Ubicación: Santiago
Corazón de acero

Imagen

-Asesinato en el Distrito del Puente-
Las nubes cubrían completamente el cielo, era un día gris, la tormenta azotaba fuertemente en la ciudad de Athkatla, por lo cual la mayoría de las personas se quedaron cobijados por el calor de sus hogares, era un buen día para disfrutar de una sopa caliente y un relato junto al fuego.

Dhalia estaba de costumbre inquieta, al despertar en la posada junto a Sven, no tardó en decir que quería salir.

-Vamos, vamos, a levantar el culo, que el día está perfecto para acompañar a la bella Dhalia de compras ¿sí, si, si?.

Tras la insistencia de Dhalia, Sven accedió a ir con ella a la capital.
Como era de esperar, las calles estaban libres de personas, la lluvia caía fuertemente por lo cual parecía un aburrido y silencioso día.

De camino a su destino, justo en el Distrito de Puente se encontraron con Wendelin, tras hablar unos minutos aparecieron en el lugar tres personajes más, un enano llamado Himrick, un joven llamado Kilian y la sacerdotisa del alba Alys.

Tras los típicos saludos, un fuerte grito rompió el silencio, como si a un hombre le hubiesen arrancado el alma.

Lo aventureros reunidos en el puente corrieron hacia el lugar, encontrando un hombre asesinado, rápidamente Alys trató de ayudarlo, pero era tarde...

Encontraron en los brazos del maltratado hombre un maletín, el cual tenía aferrado a sus brazos, aún después de su muerte.

Mientras los aventureros observaban la escena con perspicacia, Dhalia vio en un rincón una figura que se ocultaba.

-¡Eh, tú!-señaló al sujeto que prontamente fue visto por todo el grupo.

A simple vista parecía culpable, decía ser amigo del fallecido, pero prontamente mostró hostilidad al tratar de arrebatar el maletín que el cuerpo portaba.
Debido a la negativa de los aventureros, el sujeto arremetió contra Alys haciéndole una herida en su brazo, pero el grupo de seis le hizo retroceder rápidamente.

Dhalia sin pensarlo clavó su estoque en el cuello del asesino, una vida por otra vida, era el castigo justo.

-Estadía en los calabozos-
A los pocos minutos, aún con el corazón latente por el momento vivido, llegó la guardia al lugar, lentos y torpes, encabezados por un enano gruñon, quien sin escuchar explicación llevó a los seis implicados a los calabozos.

Pasaron una hora encerrados en el calabozo, una hora de lamentos, insultos al guardia enano, paseos en la pequeña celda con desesperación, pulgas y el apestoso ambiente de aquel lugar.

Luego de aquella interminable hora, el guardia regresó para correrlos del lugar, alguien había pagado para que les dejaran ir sin preguntas, aún tenían aquel misterioso maletín en su poder, pero quedaban muchas dudas sin resolver.

Tan pronto salieron, un mendigo, que realmente no era un mendigo, se acercó al grupo para señalar la taberna al grupo y decirles que alguien les esperaba, ese alguien que les liberó misteriosamente de la cárcel.

-La forja mágica-
Cuando entraron en la taberna el tabernero señalo a un rincón del lugar, en donde había una mujer de finos ropajes y porte elegante aguardando al grupo.
Se presentó como Lady Helga Gorgón, de la casa de los gorgones, explicó al grupo que fueron liberados, debido a que sabían que el asesino de Braulio, el hombre asesinado en el Distrito de Puentes, era de su casa comercial y el motivo de aquello fue la información que guardaba en aquél maletín.

Fue entonces que abrieron el maletín, dentro contenía un diario, un logo de los Gorgones, algunas pocas monedas y una manzana roja envuelta en una tela.

Lady Helga explicó a los aventureros que aquel diario contenía la información para hallar la forja mágica de su familia, la cual estaba escondida en algún lugar de los viejos edificios de Athkatla, pero no sabían como descifrar el mensaje, el diario parecía tener hojas en blanco.

Imagen

Dhalia al ver la manzana quiso darle una mordida, pero tan solo al cogerla en su mano, notó algo peculiar en ella, como experta cocinera de manzana, de dio cuenta que esta pesaba más de lo normal. Entonces con ayuda de su daga partió la manzana por la mitad, encontrando una enorme gema de color rojo en su interior.
-La gema debe ser la clave-
Al acercar la gema al diario aparecieron letras, rápidamente el arcano de la Hermandad, Gilrod, quién acababa de unirse al grupo el la taberna, comenzó a leer las páginas del diario, encontrando además un mapa.

Al ver las capacidades del grupo, Lady Helga decidió contratarlos a cambio de cien reales para recuperar un molde que se hallaba en aquella forja, un molde que era un tesoro de los Gorgones.

-Un viaje poco agradable-
Según el mapa que se encontraba en las hojas del diario de Braulio, la forja estaba en algunas de las puertas que habían en las alcantarillas de la ciudad.
El grupo formado por la hermandad, más Himrick y Kilian, se encontraron en las puertas de Athkatla con Aitana, quien sin dudarlo se unió a la aventura.
Entraron desde las minas de Athkatla, bajando por las alcantarillas, allí encontraron un curioso comercio de ratas asadas y basura, muchas personas reunidas en un desagradable ambiente.

Por trescientas monedas, un vendedor del mercado de ratas les señaló como llegar al lugar.
Debían ir más allá del territorio de los hombres-ratas, algo que sin duda no fue mucho problema para el grupo, caían rápidamente gracias al filo de sus espadas y los centelleantes conjuros de los arcanos.

Pero tan pronto creían estar lejos de peligro, fuertes pasos resonaban el los oscuros callejones, hasta que finalmente apareció una enorme criatura, mezcla de humanoide y cocodrilo.
Fue una difícil batalla, aunque la criatura fue derrotada por el grupo sin ninguna baja.
Tras el encuentro, dieron al fin con la puerta que el mendigo les había comentado, la puerta 700.
Para abrirla solo bastó acercar el emblema de la casa gorgón al grabado de la puerta.
Tras de ella solamente había un pozo, oscuro de unos diez metros de altura, Dhalia fue la primera en bajar, luego siguió el resto del grupo.

Una vez abajo no solo dieron con la puerta que decía Forja, también fueron emboscados por un grupo de asesinos a sueldo, además de enfrentarse a un golem de acero y a arañas mecánicas.
Al encontrar la forja mágica, realmente parecía mágica, pues aún se encontraba encendida, y en su interior había una pieza de metal, la cual debía ser el molde que tanto buscaba el grupo de aventureros y los asesinos que seguían llegando.
Cuando finalmente atraparon a uno de los asesinos, confesó gracias a un conjuro de Gilrod que fue contratado por Lord Taldo, el hermano de Helga Gorgón.

-Un extraño adorno y el cierre de un contrato-

Cuando ya estaban listos para entregar el misterioso molde a Lady Helga, el grupo en su mayoría decidió hacer una copia del objeto, con la ayuda de Himrick quien es herrero, dieron la forma de un extraño corazón de metal.
Cuando contaron todo lo ocurrido a Lady Helga, no parecía realmente sorprendida, pero de todos modos, La Hermandad hace el trabajo sin preguntas.
Como al acabar cualquier misión, Sven, Gilrod, Wendelin y Dhalia, no aceptaron el dinero, más de eso es lo que esperaban, una deuda de la Casa Gorgón por cumplir a nombre de La Hermandad, favor por favor, moneda por moneda.

Imagen

Imagen


Offtopic :
//Gracias a DM Huaso y a los implicados que participaron ^^

_________________
Imagen

Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: La hermandad
NotaPublicado: 13 Feb 2018, 07:11 
Clérigo sin deidad
Clérigo sin deidad
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 07 Jul 2015, 23:23
Mensajes: 491
Ubicación: Santiago
Corazón de acero II
-Continuación-

El llamado de la noble
En la entrada de puerta este de la ciudad, Wendelin, Gilrod, Dhalia de La Hermandad, junto a tres hombres de pueblo Robusto, Himrick, Krunth y Boignar, habían sido llamados nuevamente por un informante de la Casa Gorgón, quien vestía de indigente.
El informante les indicó que Lady Helga les esperaba en la Taberna El Cuervo Negro.
De camino a la taberna, un asesino saltó desde un tejado atacando al grupo, mientras se le contenía, dos miembros más de su grupo saltaron sobre Gilrod, lastimándolo por la espalda, esta vez era una venganza personal hacia el arcano por haber controlado su mente antes con ayuda de magia.
Lo mejor que podrían hacer en esa situación fue correr para evitar nuevos problemas con la ley.

Imagen

Una vez dentro de la taberna, estaba Lady Helga vestida con cubiertas ropas que más la hacían parecer una delincuente ocultando su identidad.
Les comentó al grupo que nuevamente tuvieron problemas ella y su familia con la banda contratada por su hermano, aunque esta vez ellos no seguía órdenes de nadie, fueron movidos por la ambición, al saber que además del molde de corazón habían más piezas en distintas partes de Amn.

Imagen

A donde les llevaría esta vez la búsqueda de la siguiente pieza, sería hasta las La Isla Skaug.

Nomuertos a bordo
El transporte preparado por Lady Helga estaba a cargo del Capitán Jacko.
Cuando estaban a punto de abordar se encontraron con Bael, quien se unió también al viaje, tras la explicación de Dhalia.
Imagen
El viaje parecía tranquilo y lo fue hasta cierto punto, pero una horda de nomuertos abordaron el barco.
Todos saltaron desde una nave que parecía haber estado dañada por el tiempo.
Aunque los aventureros y capitán Jacko lograron sobrevivir, no así su tripulación, aunque con ayuda de todos llegaron al fin a Skaug.
Ya solo quedaba encontrar quien les transportara a la isla señalada en el mapa que Gilrod llevaba.
No parecían haber muchos hombres dispuestos a viajar hasta aquella Isla, al parecer estaba maldita, debieron conformarse con el único guía que encontraron, aunque les cobraría 10.000 monedas a cada uno.

Caballeros del Trono de Hierro
Al llegar a la isla, el panorama no era muy prometedor, estaba todo destruído en cenizas, además de estar repleto de cuerpos Alzados.
En un principio fueron controlados, aunque era importante encontrar luego un lugar seguro, por suerte estaba el templo que abría con la llave que Gilrod tenía.
Desde la colina en donde el templo se encontraba, se podía ver un campamento, también la entrada de la mina.
Decidieron acercarse a observar las figuras del campamento bajo una esfera de invisibilidad preparada por Gilrod.
Una vez estaban cerca, pudieron notar símbolos del Trono de hierro,
grupo que buscaba también las reliquias pertenecientes a la faminia Gorgón.
Los hombres vestían armaduras completas y cargaban espadones de un brillo rojizo, no parecía una fácil situación, aún así, Wendelin decidió acercarse para obtener información acerca de la pieza que buscaban,
haciendose pasar por una enviada del Trono de Hierro para ayudarles.

Aunque las mentiras de Wendelin eran convincentes, el grupo de armados caballeros tenían la orden de atacar a cualquiera, llamaron a su lider y la situación se hacía más tensa.
Finalmente Gilrod no soportó la presión y realizó un conjuro de paralizar sobre uno de los caballeros, rompiendo así el círculo de invisibilidad que protegía a todo el grupo.
Con excepción de Dhalia que se encontraba oculta entre las sombras de la vegetación fueron todos descubiertos.
Los caballeros de increíble fuerza sometieron rápidamente al grupo,
mientras Dhalia fue directo a asesinar al líder de los caballeros, un arcano que con sus conjuros puso en riesgo a todo el grupo.
En la confusión del momento, Dhalia aprovechó de escapar junto a Krunth, después de todo los dos solos no podrían enfrentar al grupo de experimentados soldados.Imagen

El rescate
Boignar, Himrick, Wendelin y Gilrod, habían quedado prisioneros de los caballeros, Dhalia y Krunth fueron a buscar la ayuda de Sven, quien a pesar de sus regaños y reclamos, fue apresuradamente a ayudar con el rescate de sus compañeros.

Al llegar al campamento, acabaron con ayuda del fuerte bárbaro con los caballeros vigías, sin embargo necesitaban una distracción para entrar en la torre donde tenían a los prisioneros.

Dhalia optó por atraer una horda de nomuertos hasta la torre, mientras dejó a ambos hombres con un conjuro de invisibilidad, corrió alrededor del campamento llamando la atención de los caminantes, los llevó hasta la entrada de la gran torre y se ocultó esperando a que todos acabaran de entrar.

Imagen

Una vez entraron, se encontraron con todos los caballeros luchando contra los nomuertos, una ocasión precisa para atacar y acabar con todos ellos.
Los prisioneros fueron liberados con prontitud, y se dirigieron hasta las minas.
Dentro de las minas encontraron más nomuertos y constructors, pero según avanzaron llegaron hasta una única salida, un agujero que llevaba al centro de un volcán, la guarida de un temible dragón rojo.
El grupo despertó a la enorme criatura, con la cual llegaron a un trato gracias a las palabras bien empleadas de Wendelin, la única oportunidad de salir con vida.
El dragón había sido durante mucho tiempo el guardian de aquel lugar,
deseaba salir atravez de un portal que solo él podía activar, aunque por su enorme tamaño no consegía atravesar.

Gilrod le escribió un pergamino para que el dragón pudiese poliformarse en un humano y así salir junto al grupo por el portal.

Aquel portal llevaba a las minas de Athkatla, con el molde en sus manos, estaban al fin en casa, aunque gracias a ellos estaba libre un dragón rojo, que había prometido ser "bueno", no podían más que esperar ira y destrucción de su parte.
El grupo estuvo deacuerdo en señalar el sur a la criatura "Murann es un buen lugar para cazar, dragón rojo", decía el grupo al dragón convertido en humano.
Finalmente el dragón se fue en dirección al sur, a los ojos cargados de culpa y frustración de algunos del grupo, quizas al salvar sus vidas condenaran a muchas otras.
Imagen

solamente quedaba entregar los extraños moldes a Lady Gorgón, moldes que parecían las venas de una gran criatura.

_________________
Imagen

Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: La hermandad
NotaPublicado: 19 Feb 2018, 16:56 
Octava pata de Lloth
Octava pata de Lloth
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 22 Mar 2013, 06:04
Mensajes: 1381
Edad: 24
La búsqueda de Guren I
Imagen

La historia empezaba en los llanos cuando por casualidad Sten llamó la atención a Sven, Sten como un hombre que se aprecie, decidió recomendar su ayuda, la de La hermandad a Ydrissane. Ydrissane, una joven elfa lunar encinta y desesperada por la repentina desaparición de su marido, conmovió al bárbaro Sven para que este iniciara su búsqueda, sin embargo… no era una búsqueda sencilla, pues el destino era la Infraoscuridad. Hogar de las criaturas que sobreviven bajo capas grandes que separan el exterior de su interior, un lugar frío e inhóspito donde fluyen mareas subterráneas y hogar de los hongos con esporas más letales jamás conocidos, paraiso de murciélagos, una eterna oscuridad. Ydrissane tras reunirse con Sven, expresó su preocupación por su marido, quien aparentemente había marchado hacia la infraoscuridad a por el conocido material “Adamantita” y desde sus últimas cartas, no supo más de el. De por sí la historia ya sonaba rara “¿Qué mercenarios contrató? ¿por qué no los conocía?” esas preguntas sumadas a que la carta que dijo que recibió, tuvo una repentina desaparición, generaba muchas preguntas, Sven no tardó en expresar su inquietud con Gilrod, Dhalia y Wendelín, quienes afirmaron también que la historia sonaba un poco rara y poco creible.

Sven escéptico ante la historia que le contaba Ydrissane pero molesto por la desaparición de Guren - el marido de Ydrissane - el cual lo tachó de cobarde por abandonar así a su esposa embarazada por un mineral, así que decidió reunir tan pronto como pudo, un grupo de aventureros, además de sus ya conocidos compañeros: Dhalia, Gilrod y Wendelin

Marcharon hacia la infraoscuridad haciendo una batida previa donde encontraron rastros de un buey de carga y pisadas de alguna especie de grupo de personas que parecían corroborar la historia tan extraña que les contó la joven elfa Ydrissane, avanzaron hasta cruzarse con un mal en el que apenas podrían enfrentar, bestias enormes Óseas completamente que parecían tener la forma de alguna especie de Ave del terror, las cuales representaban un obstáculo enorme para el grupo que sin preparación previa decidió retrasar la marcha hasta reunir más aventureros.

Así pues tiempo más tarde, reunieron un grupo más avanzado y grande de personas para adentrarse a las antípodas, en un principio el camino parecía despejado, y los Óseograrfios no parecían ser un problema para el grupo, todo avanzaba bien hasta que más adentro, en las antípodas, justo después de dar un paso hacia delante se pudo apreciar, como otro grupo aparecía de forma repentina detrás nuestra, Ogros, Minotauros, Vampiros y Caballeros de la muerte, protegidos con magia, tanta era la magia que el grupo se quedó congelado ante su presencia, y no les dieron tiempo a huir, empezaron a cazar el grupo entero, abatían uno a uno sin problemas y lograron derrotar a todo el grupo en cosa de un abrir y cerrar de ojos, sin aviso previo y nisiquiera pudo percatarse el grupo de su presencia, a excepción de dos que se escondieron para eludir el ataque. No tardaron en llevarse a varios miembros del grupo, especialmente Sven y Dhalia que arrastraban ya muchos conflictos con Murannitas y la No-muerte.

Los dos, Sven y Dhalia fueron apresados en unas especies de celdas en algún lugar completamente desconocido para ellos, un lugar frío y pétreo donde reinaba el silencio.

Semanas más tarde...

Los mismos capturadores de la gran Emnerkhul decieron comerciar con Sven y Dhalia, para entregarlos así a una especie de enclave en la Infraoscuridad y empezó sus viajes de camino al enclave, los sujetos parecian realmente hábiles con sus armas, sin embargo no eran tan afiladas dialogando, y tuvieron encontronazos con drañas en los túneles, mientras una mujer - La cual se desconoce la identidad por completo - susurraba a los oidos tanto de Sven y Dhalia, ofreciéndoles quizá una salida alternativa, la cual ambos consideraron como indigna...

Imagen


La mujer despertaba ciertas inquietudes en ambos pero les aseguró que no les harian daño y cumplió con ello. La mayoría del viaje la pasaron con los ojos vendados, sin saber a donde se dirigian. Hasta que les quitó las vendas de los ojos para que pudieran contemplar el horror del lugar, el mismo donde fueron abatidos.. todo su grupo, el bárbaro parecia molesto y las cadenas que lo tenian apresado servian para someterlo mientras Dhalia parecía mas calma, quizá para evitar así males mayores para ambos. Horas más tarde llegaron al enclave drow, custodiado por dos Cornugones enormes quienes cuestionaron la presencia del reino de los muertos en el lugar, tras intercambiar palabras un Cornugón empezó una pelea con otro, y el grupo aprovechó su incompetencia para adentrarse en el enclave drow.. un lugar vivo donde reinaban toda clase de monstruos, contempladores, azotamentes... drows y más.. un lugar custodiado por guardianes por todas partes. Allí un azotamentes demostró tener algo de interes en los esclavos, pero rápidamente se retractó de el cuando escuchó hablar a Sven, pues empezó a cuestionarse el intelecto del bárbaro y decidió pasar, la oferta la ganó un Esclavista Drow, que pidió desnudar a Sven y a Dhalia para poder venderlos, la oferta fue más baja al ver el cuerpo del bárbaro cubierto por cicatrices... sin embargo ni cortos ni perezosos, aceptaron la oferta. Al realizarse la transacción Sven les miró fijamente y se lo dijo.

"Lo pagarás bien caro" - Dijo mientras era arrastrado por los grilletes con el drow de camino a las mazmorras del lugar.

_________________
Ryo Hatsuko : Imagen

Imagen
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: La hermandad
NotaPublicado: 20 Feb 2018, 03:22 
Clérigo sin deidad
Clérigo sin deidad
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 07 Jul 2015, 23:23
Mensajes: 491
Ubicación: Santiago
La búsqueda de Guren II

Dentro de las oscuras y frías mazmorras, Dhalia pudo al fin acercarse al enfurecido bárbaro para darle un suave y tranquilizador beso en los labios, aún con sus manos atadas por los grilletes y con el corazón agitado por el miedo de estar en un lugar desconocido, desnudos, sin armas.

Tras ese beso se apartó y observó el lugar, pudo apreciar todo a pesar de la oscuridad, después de todo tenía la costumbre de observar desde las sombras.
Las celdas no tenían vigilancia, tampoco protecciones mágicas, después de todos eran simples esclavos. Llevó la mano a sus cabellos trenzados y de una de sus trenzas sacó una pequeña ganzúa con la cual rápidamente abrió los grilletes que sujetaban sus manos y luego los grilletes de Sven.

-No te muevas, no digas nada, no hagas nada hasta que yo te lo diga-

Dijo en susurros al bárbaro, quien a pesar de su rabia asintió confiando en ella.
La puerta de la celda abrió sin problemas, ya solo necesitaban una distracción, Dhalia invocó una sombra viviente, la cual envió a distraer a la drow esclavista mientras Sven y Dhalia salieron sin problema de las mazmorras.

Imagen

Estaban en la infraoscuridad, no había manera, solo tenían la opción de entrar en uno de los carromatos que comerciaban con el exterior, allí se ocultaron entre desagradables mercancías, aguardando incontables horas mientras eran llevados a ciegas fuera de la ciudadela de los drows.

Cuando las luces del exterior entraron entre las rendijas de la carroza, Dhalia despertó a Sven con suaves toques en su hombro, habían llegado a la ciudad de Caravassar, nada dijeron al ver salir de la carroza dos humanos desnudos, quienes miraban con incertidumbre la ciudad ya conocida.

Tan pronto llegaron de regreso a la ciudad de Athkatla, varios parecían sorprendidos al verlos, ya les daban por muertos.
Prontamente comenzaron a averiguar más al respecto con el resto de sobrevivientes del ataque, aunque todo les hacía aumentar las preguntas.
Lamentablemente para la elfa quien les contrató fue la primera en caer bajo las sospechas de la pareja.

_________________
Imagen

Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: La hermandad
NotaPublicado: 10 Mar 2018, 05:38 
Clérigo sin deidad
Clérigo sin deidad
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 07 Jul 2015, 23:23
Mensajes: 491
Ubicación: Santiago
La traidora

Dhalia se encontraba jugando en la tragaperras del Espolón Dorado, mientras bebía una copa de aguamiel, parecía un momento de relajo luego de una reunión con los miembros de la Hermandad, Sven se encontraba dormido, pero ella incapaz de quedarse quieta, pretendía divertirse un rato.

"Vamos, no puedo siempre perder, tiene que salirme el caballero, Los caballeros siempre sobran en todas partes, y nunca salen cuando los necesito".

Comentaba al ebrio anciano que dormitaba en un rincón envuelto en algunos cojines, pues la noche había caído hace horas. Dhalia tiró de la palanca usando sus dos manos mientras observaba el minotauro, luego el siguiente minotauro y por último trasgo cuando gritó ¡Joder!, miró un momento el suelo a sus pies que se rodeaban de sombras, fue entonces que su respiración se apagó por unos instantes, llevando su mano a la daga que guardaba en su brazal, otra mano ajena la detuvo con suavidad.

"Siempre has sido muy gritona, pequeña" Una voz familiar hacía dibujar en Dhalia una sonrisa, cerró sus ojos y respondió en un tono cálido y bajo, impropio de la ruidosa mujer. "Solamente cuando deseo serlo"
"Como me llames pequeña denuevo, te haré tantos agujeros como los que tendría un orco en el bosque élfico", aunque claramente era en un tono travieso.
La figura sombreada la miraba tras su capucha, sin mostrar emoción alguna, en su cuello solo se distinguía entre sus ropajes gris oscuro el amuleto de Hoar.
"¿Puedes contarme una historia? Solamente estoy de paso, pequeña"
"¡Claro!" Dhalia rápidamente soltaba la palanca de sus manos, para servir aguamiel en la copa, la que tendió a su acompañante de manera gentil, asintiendo con una sonrisa, como la que tendría una persona al ver a su abuelo tras largo tiempo de ausencia.

"Pues... te diré de como me convertí en heroína, bueno, casi fue así... Estaba en la taberna El Cuervo Negro, es una taberna de mala muerte, peor que este agujero de viciosos jeje, hablaba con el tabernero quien se quejaba de casi no tener clientes, entonces le dije, te apuesto lo que quieras que puedo traerte muchos clientes, él se negaba... claro, como alguien va a querer ir a ese lugar.
Fue entonces que estando en los llanos, ya sabes, aquel lugar que se llena de vagos, errantes, aventureros, fantasmas y pseudo-caballeros.
Dije entonces ¡Hay un nuevo lugar, con comida extranjera"... jeje claramente varios me siguieron, pues es algo que llama la atención, quizás cuando me retire me haga con una posada, serviré mi buen estofado de ciervo con manzana, pero bueno, que me devío de la historia.
Llegando al lugar se distrajeron igual, así que no pasó nada, era hora de disfrutar de la compañía y la conversación, aunque no soy muy buena para hablar, bueno, aveces sí.
Pero fue entonces que fuimos llamados por un mendigo, no cualquier mendigo, era el informante de la Casa Gorgón, nuestros clientes, aún no hemos acabado ese asunto, es complicado, me he encontrado con enemigos que desconocía, pero parecen ser fuertes y organizados... El trono de Hierro, otro día te contaré de ellos.
Estábamos juntos a nuestros amigos enanos, son agradables, hay un pelirojo llamado Himrick que solo dice BEEEEH todo el tiempo, tiene manos rápidas por lo que he visto y controla conjuros arcanos, también un enano batidor, Kruth, muy hábil, casi como yo jeje, tiene un perro mágico y un enano defensor de su pueblo, muy simpático y con una barba que cuida mucho, llamado Boignar, además de la bella innata Wendelin, Sven el salvaje y líder de la Hermandad, gran guerrero de Tempus, mi eterno compañero y Gilrod, el mago pelirrojo de mal carácter que siempre camina con bastón, aunque no es anciano.

Justamente el informante nos hablaba de ese grupo de caballeros oscuros, cuando fuimos interrumpidos por un guardia, el cual nos pidió ir con él, yo estaba asustada, otras veces me he metido en problemas con la ley por tontos descuidos, bueno, por ser confiada, ese sigue siendo mi defecto.
Le seguimos, parecía que caminaramos hacia la muerte, con una sentencia inminente, bueno, eso es lo que yo sentía, soy un poco nerviosa jeje.
Nos llevó hasta un edificio gubernamentel y estuvimos en la misma sala de reuniones del consejo de los seis, eso pintaba algo grave, y lo era...
Pero no fuimos llamados para ser juzgados, muy por el contrario, nos pidieron ayuda, ya que Lady Helga Gorgón nos recomendó por nuestras habilidades.
Estando allí nos comentó ser parte de un selecto grupo de espías que trabajan para la nación de Amn, mi sueño hecho realidad... se hacían llamar Las capas Grises, aunque eso suena a encapuchados, bueno... mal tipo no parecía, nos contó que una mujer llamada Vanessa quien era miembro de las Capas grises, había traicionado a la nación, llevándose importante información de Amn con ella, debíamos encontarla, viva, muerta o como llegase, pero había que dar con ella, era muy importante que esa información o llegase a malas manos.
Se sabía de ella que era una gran luchadora entre sombras, así como tú, como yo... una asesina entrenada, que sabía como moverse sin ser vista, pero... grave error de ella, escapó en una carroza que parecía desbocada, entonces más tiempo no había que perder.
Partimos rápidamente hacia los establos de la ciudad de Athakala, Wendelin tuvo que quedarse, asuntos con la senescalía.
Comenzamos con nuestra carrera en contra del tiempo, con ayuda de conjuros de acelerar llegamos hasta casi alcanzar su carroza, aunque íbamos rápido, ya llevaba el culo adolorido por tan largo y precipitado viaje.

Estábamos ya a las puertas de Púrskul, pero nuestros caballos seguían a galope atras de la carreta, dentro de la ciudad los habitantes corrian apártandose del camino, de lo contrario esa loca les pasaría por encima, me sentí un poco mal por ello, pero no podía detenerme a ver si se encontraban bien, después de todo el momento de hacerle pagar a esa traidora llegaría.

Nuestras monturas eran incansables, sobretodo Pastelito, mi bello corcel, bueno, es pequeño con cara de atropellado y le faltan mechones de pelo en el lomo, pero aún así se mantuvo a la cabecera de la persecución, el más rápido de Amn jeje.

Imagen

Cuando al fin me acerqué lo suficiente usé un acelerar más de mi varita para ponerme en frente de la carroza, aunque un arcano dentro de la misma conjuro una enorme mano sobre mi, la que relentizó a mi montura y quedé al final del todo.

Sven utilizó un hacha la que desbalanceó una de las ruedas del carro, luego de eso, también yo dejé caer una flecha, lo que provocó que al fin las ruedas quedasen inutilizables y Vanessa se vio forzada a bajar de la carroza.

Como de esperar no quiso rendirse y dio bastante pelea la maldita, usaba armas punzantes como las mías y era una caminante de las sombras, lo supe en el momento en el que desapareció en la oscuridad de la noche y al ver como su cuerpo desaparecía en un lugar llegando a las sombras de otro, fue algo interesante, nunca conocí a alguien con mis capacidades.
La batalla fue algo caótica como te podrás imaginar, pero... finalmente cayó, Gilrod ya me había dicho que pensaba que no estaba viva... no solo era una caminante de las sombras, también era una vampira, eso lo confirmamos al ver como su cadáver se convertía en humo y huía entre los árboles.

Pudo salvarse, incluso del viento que provocó mi abanico mágico...
Pensamos que estaba todo perdido en ese momento, pero por suerte alguien más quedaba en la carroza, era un hombre que trataba de huír de nosotros, me dio un poco de lástima, no parecía mal tipo y después de todo sigo siendo algo sentimental.

Se trataba del conductor de la carroza, quien entre lágrimas decía que no era culpable, solo estaba haciendo el trabajo para el cual Vanessa le contrató.
Sven no es paciente y cuando interroga se pone más violento aún, pero no suelo intervenir, pero esta vez le pedí que le escucháramos, podría tener algo de información.

Y así fue, nos dijo que Vanessa se preparaba para ir a una fiesta, en mi querida ciudad natal, que ironía.
Fue entonces que llegamos con pergaminos de viaje mágico a Esmeltaran, nos llevamos al conductor por supuesto, no le íbamos a dejar a menos que nos asegurásemos que era cierto lo que decía.
Y sí, llegamos a una enorme mansión a un lado del camino, más grande incluso que la casa que compartía de pequeña con mi familia, era una fiesta de máscaras, pero nosotros no íbamos precisamente muy elegantes, después de todos éramos guerreros y un mago.

En la puerta de la mansión había un guardia, era un tipo muy leal a su trabajo, aunque como todos, ambicioso, aunque nos cobraba mucho por dejarnos pasar y no estaba dispuesta a pagar por los enanos, estaba segura que a ellos no les sacaría ni un miserable cobre.

Así que fui junto al enano batidor Krunth a buscar una ventana por la cual entrar, antes me puse ropas más oscuras, había que verse deacuerdo a la situación.
El resto de mis compañeros entraron invisibles, pero... había alguien sentado entre los invitados, le reconocí enseguida.... se trataba del dragón que liberamos para salvar nuestras vidas.
Mal asunto, así que fuimos rápidamente al salón principal mientras el dragón Sogalad seguía ligando con mujeres.

Imagen


Llegando al salón conocimos a la anfitriona de la fiesta, se llamaba Lady Rossana, pero no sería fácil encontrar a vanesa, pues estaban todos con máscaras, así que aproveché de bailar, sabes que se me da tan bien.

El resto de mis compañeros se quedó bebiendo o comiendo, casi parecía que habíamos olvidado el propósito de estar allí.
La noche estaba tranquila y divertida, pero en un momento escuchamos ruido, parecían filos chocando, aunque cuando quisimos prepararnos ya era tarde, teníamos encima a varios asesinos entrenados, mataron a casi todos los de la fiesta, nos salvamos nosotros, acostumbrados a combatir, también logramos salvar a Lady Rossane y a otros nobles más que no llegaron a ser asesinados.
Antes de que nosotros acabaramos con todos los asesinos, pero la visión era desoladora, cadáveres por todos lados, sangre sobre nuestras manos y ropas... Nunca me ha gustado arrebatar vidas, pero lo hago cuando es necesario.
Hablamos con Lady Rossane, dijo que conocía a Vanessa, que ella era su amiga o eso creía... también nos dijo que estaba lista para subir a un barco para salir de Amn, así que rápidamente, con ayuda de más conjuros con teleportar llegamos rápidamente al puerto de Esmeltaran, también me llevé a Rossane, no le cobré nada por salvarle la vida, después de todo suficiente pagó con ver su fiesta convertida en una carnicería y a sus amigos convertidos en manchas rojas sobre el piso.

Al llegar al puerto, corrimos entre la gente, pero no pudimos alcanzar el barco, fue realmente frustrante y pensamos que todo estaba perdido....

Pero, un amable anciano nos ofreció llevarnos en su barco, y no le dimos tiempo de hablar de un precio siquiera cuando estábamos todos a cubierta.

Lo que pasó luego... bueno, te lo contaré después, debo regresar a la posada antes del amanecer.

Hasta pronto".


Dhalia acabó su copa dando su espalda a la figura y cruzó el puente de Amnagua a paso lento y silencioso, alzó la vista viendo como las primeras luces del alba se hacían presente en el cielo.


Offtopic :
Continuara...

_________________
Imagen

Arriba
  Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 8 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Diseño del Foro modificado para PUERTA DE BALDUR por Monti, Tripiyon y Delar.