Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


Fecha actual 19 May 2019, 17:10



Últimas noticias relevantes:
Tic-Tac, el tiempo jamás se detiene. Tic-Tac, no os preocupéis, yo os salvaré. Tic-Tac, os haré perfectos y viviremos juntos Tic-Tac, por toda la eternidad...

Buscar:

Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 06 Mar 2019, 18:52 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20
- Tras la erupción de los ojos de Kossuth, las cosechas que comenzarían a arraigar durante el verdor podrían verse afectadas, provocando así una hambre durante el verano y dificultaría el almacenaje de excedentes para el posterior invierno. No solo la erupción ha dañado el entorno, si no que sus daños a la ganadería y cultivos podrían desencadenar una caza indiscriminada para evitar una hambruna, es por eso que los Guardianes debemos de otorgar soluciones, organizaremos una caza de especies específicas para ayudar en la entrega de alimento, las pieles servirán de manto para un futuro y la grasa permitirá que el fuego hogareño pueda volver a prenderse -
viewtopic.php?f=154&t=89802


*Justo después de que Arakhora, el búho que acompaña a Elvith, entregara el mensaje a un grueso importante de exploradores y cazadores, apenas unos pocos pudieron asistir alrededor de la hoguera para reunir ideas de regiones y presas a las que dar caza para mantener un mínimo daño al equilibrio. Algunas de las zonas propuestas fueron 'Purskul' por la cantidad de jabalíes negros que provocaban incertidumbre y odio a los granjeros, 'Weldazh' pues la cantidad de ciervos de la región es abundante, e incluso 'Carretera Mordida' pues las serpientes en esa senda se multiplican como conejos*


*Tras un tranquilo debate, los exploradores decidieron partir hacía Purskul, donde darían caza a los jabalíes más ancianos que comprendieran las piaras. Antes de partir, algunos rezos y homenajes fueron entregados a Solonor, dibujos con pinturas sobre nuestras caras, bendiciones y flechas con un emplumado verde que abundaban en el carcaj de los tiradores*

Imagen


*El camino fue rápido y seguro, corríamos con agilidad entre los arboles que beben de las aguas del rio Alandor, para después desviarnos por Crimmor y tomar la ruta hacía Purskul. En la llegada, caminamos entre el bosque, formando parte del entorno, agazapados y observando a las piaras pastar. Algunos ejemplares más maduros fueron avistados alejados del grupo, esas serian nuestras presas. Tras el gran árbol que acompañaba al camino, tensamos los arcos entre la espesura y esperamos a que se alejara de la zona, dando un espacio vital entre el escondite y el jabalí*

Imagen


*Una señal clara de Elvith fueron más que suficiente para provocar una lluvia de flechas directas al animal, el cual respondió con fiereza, corriendo hacía los cazadores para cargar contra ellos. Venlynn, en un movimiento rápido logró disparar una última flecha que acabó por tender a la presa sobre el manto verde, una entrada limpia que acabó con el sufrimiento de la criatura. Ahora disponíamos de nuestra primera pieza de caza, pero aún quedaban muchas*

Imagen


*Tras otra búsqueda, no muy lejos de la primera pieza Loreliel divisó otro Jabalí anciano en el claro del bosque, acompañado de una hembra joven, ambos oteando el terreno. El pequeño grupo de exploradores volvió a formar uno con el entorno, nos agachamos y escondimos entre los árboles, observando los movimientos de lo que pasó a ser nuestra nueva presa, avanzamos entre las ramas, pues somos los ojos del bosque. Tensamos nuestros arcos una vez que el macho se alejó de aquella hembra, esperamos unos minutos y tras la señal de nuevo disparamos al objetivo. El jabalí emprendió una embestida contra la Salvaje mientras recibía tres flechazos casi con una coordinación perfecta, suerte que el entrenamiento Plateada le aporta de una dureza sobrenatural, pues resistió el impacto del animal. Finalmente fue abatido por una flecha afilada disparada por Elvith, la cual atravesó de forma limpia el cuello de la nueva pieza*

Imagen


*Ya portábamos dos animales de gran tamaño cargados a nuestras espaldas, la caza debía continuar, pero en otro lugar. Avanzamos un par de kilómetros y nos adentramos en un lugar donde la hierba llegaba hasta nuestras rodillas, el caminar podía ser toda una odisea, pues no veías más allá de tus pisadas, esto, aparte de ser un sinónimo de tierra fértil, otorgaba un lugar espléndido para que las serpientes reptaran ocultas*

*De nuevo, el sentido de Loreliel nos reveló una gran serpiente posada sobre una loma calva que asomaba tímidamente entre la espesura, esa pasaría a ser nuestra tercera pieza. Los tres arqueros volvimos a posicionarnos ocultos entre la hierba y las ramas, tensando el arco para lanzar un ataque rápido contra ella, la respuesta fue inmediata, pues el serpenteo de aquel reptil era tan rápido que recortó nuestra distancia de una forma asombrosa, elevó su cuerpo y lanzó una mordida relámpago a la Salvaje, que, de nuevo, resultó tener unos reflejos asombrosos. Venlynn volvió a demostrar un ojo certero, la flecha que salió de su arco atravesó la cabeza de la serpiente, dejándola clavada sobre el terreno*


Imagen


*El día resultó agotador, el sol no daba tregua, clavaba sus rayos como cuchillas en las pieles mas pálidas del grupo, esto demuestra la buena genética de los Silvanos, pues su piel algo más morena otorgaba una mejor protección. El pequeño grupo decidió acampar en un pequeño claro y entre los tres lograron descansar y esperar a que la luna asome. Los roles que asumimos cada uno estaban dictado por la cercanía, en el caso de Venlynn tomó el cargo de buscar yesca y piedras para organizar una hoguera segura y estable, Loreliel en cambio, con algunos cueros montaría una tienda de campaña improvisada donde poder refugiarnos y descansar durante unas horas, Elvith fue el que aportó mantas sobre el césped y cobijo a las piezas cazadas para que no estén a la intemperie*

Imagen


*Tras descansar y dejar pasar algunas horas, el campamento se recogió y volvimos a cargar las piezas para partir en dirección Sur, donde llegamos a una zona donde los famosos y fieros Jabalíes negros campaban a sus anchas. La piara encontrada era enorme, llena de ejemplares fuertes, fieros y jóvenes, quizá alimentados por los manzanos de Purskul*

*La oscuridad nos permitía ocultarnos, los grillos ahogaban nuestros pasos, la luna se volvió testigo de la caza de dos ejemplares rápidos que se vieron sorprendidos por las flechas de Elvith y Venlynn junto a los golpes precisos proporcionados por Loreliel. Esta última pela fue rápida y bastante agresiva, pensábamos que íbamos a estar hasta que el sol apareciera por el otro lado del horizonte, pero en apenas unas horas logamos añadir dos piezas más al conjunto de alimento que partirán hacía Imnescar y la fortaleza de la cicatriz*


Imagen


*El camino hacía el destino de los alimentos fue tranquilo, Solonor nos había premiado con una senda libre de criaturas, entre los tres cazadores cargamos las carnes hasta la llegada a la fortaleza, donde acogieron la ayuda y agradecieron enormemente los hechos realizados*


Offtopic :
¡Gracias a todos, los que pudieron acudir y los que querían y no puedieron asistir! :3 Usuarios que han participado en el rol: Loreliel Colmillo Plateado (Sebas) Venlynn (theshick) y Elvith Selgauth (Foxtrot)
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 10 Mar 2019, 20:21 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20
Hacía tiempo que no visitaba el sur de los llanos, una tierra salvaje, poblada por manadas de lobos que otean alrededor de la cueva del devorador. Siguiendo la loma de la montaña me dirigí a la región, donde, para mi sorpresa encontré a Silthie, Loreliel y Sazem. El grupo parecía preocupado por la presencia de una manada de lobos terribles acompañado por un explorador de vestimentas negras y enmascarado.

Tras una explicación llena de incoherencias y exageraciones, decidimos volver hacía los llanos, donde poder recopilar más información y quizá organizar una partida a la zona. En el lugar encontramos a Othel, Venly, Laiandel y Rexilian, mientras que en el trascurso el Druida Sazem se alejó de nosotros pues sus labores le impedian participar en la búsqueda.

Una breve explicación de lo sucedido fue suficiente como para convencer al grupo a preparar sus enseres y participar en una tarea de exploración por Costa Sur, un viaje cuyo destino era desconocido y quizá peligroso, donde el objetivo común era descubrir que había traído a ese hombre a estas tierras, acompañado de una manada de lobos terribles

Cruzamos el puente que conducía el camino hacía los límites de Athkatla, donde los detuvimos por el aviso de Othel, quien indicó que este era el lugar donde el enmascarado les cortó el paso e impidió cruzar más allá. Los exploradores del grupo, Venlyn, Elvith y Loreliel, nos dividimos por la zona, buscando huellas y las pistas que nos otorga el terreno, esa zona no parecía normal, ni una manada poblaba la zona. Apenas minutos pasaron hasta que una pareja de lobos terribles irrumpió en el lugar, observándonos en silencio mientras. Laiandel, quien portaba una lanza elemental y un tosco escudo, tomó la delantera, posicionándose en la cabeza del grupo para retener una embestida si esta se produjera.

De la espesura algo sonó, un crujido que alertó a Loreliel, quien marchó a inspeccionar la zona, de la oscuridad apareció aquel hombre misterioso con túnicas negras

'Veo que tienes un buen oído'— Dijo el enmascarado a Loreliel, quien, gracias a sus agudos sentidos, había logrado detectar al desconocido.

'¿Quiénes sois?' — Irrumpí, tratando de encontrar una respuesta

'Mi nombre es Ojo Gris' — Respondió caminando de forma sosegada hacía la pareja de lobos terribles

Sin duda la situación era algo extraña, algunos miembros del grupo, tomaron sus armas al ver a la figura aparecer, otros se presentaron con cordialidad. Tratamos de buscar respuestas con preguntas como '¿Quién eres? ¿Que buscas? ¿Porque estás aquí? ¿Eres adorador de Málar? ¿Vienes por la cueva? ¿Porqué no nos permites cruzar? ¿Porque vas encapuchado?' Ojo Gris respondió a todas sin problema... no teníamos razón para desconfiar por él, excepto por el intercambio de palabras que tuvo con Othel que provocaron la salida de dos licántropos del bosque, uno adulto y otro como un niño. En aquel momento, los frentes se dividieron. Loreliel, Othel y yo enfocamos nuestra atención en las bestias, mientras que el resto continuaban preguntando.

Imagen

Al ver que los licántropos estaban calmados, la mayoría del grupo devolvió la mirada a Ojo Gris...

'Hemos notado la presencia de una tortuga primigenia por la zona, son grandes, pero de cerebro pequeño. Nosotros las tratamos de guiar a su habitad, pero la tortuga se revolvió y atacó a el alfa de nuestra manada, él está herido, hemos parado para que se recompongan' — Indicó el enmascarado a la respuesta de nuestras preguntas

La mayor parte del grupo, aquellos relacionados con la naturaleza, se ofrecieron para ayudar al alfa, quizá si lográbamos curarlo o paliar su dolor, la zona quedaría más tranquila y los viajeros no se asustarían. Por lo que eso hicimos, acompañamos a Ojo Gris por el camino hasta la zona la cueva del devorador, donde una gran manada de lobos terribles aguardaba protegían a un enorme cánido del tamaño de tres humanos, el cual yacía tumbado sobre el césped.

De sus heridas no brotaba ni una gota de sangre, al parecer, el pastor del rebaño trató de sanarlo, aunque era evidente que estaba muy debilitad y notable en sus ojos el dolor que soportaba

Todos aportamos ideas, unimos fuerzas para tratar de curar al animal. Al principio Laiandel trató de entregarle una pócima sobre un cuenco de madera, al ver que no tenía ningún efecto, Loreliel agitó un bastón mágico mientras Silthie y Venlynn vendaban sus patas mientras las empapaban en una mezcla de medicamentos para tratar de ahogar los dolores

Imagen

El gran lobo se puso en pie tras las curas, miró al grupo fijamente y abrió su mandíbula para soltar del interior una voz gutural y con eco. ¡A al parecer, el gran cánido hablaba!

'Suficiente' — Exclamó tras las curas, con una voz que parecía venir desde la más profunda de las cuevas

Nuestra expectación era digna de contemplar, el grupo quedó boquiabierto al escuchar las breves palabras del animal. Acto seguido el grupo de lobos se acercó al grupo, comenzando a frotarse con los que ayudaron y a lamer sus manos, al parecer, era su forma de agradecer tal ayuda. Ahora, Ojo Gris y su manada, podían continuar su viaje durante unos kilómetros antes de volver a descansar. Se les recomendó evitar los caminos y sendas transitadas para evitar el terror de algunos viajeros

Imagen

Offtopic :
Participantes:

Othel Ariossach (Mana)
Venlynn (theshick)
Loreliel Colmillo Plateado (Sebas)
Laiandel Aleanathem (lKousen)
Silthie Gianaei (Bel)
Rexildan (Zokab)
Elvith Selgauth (Yo)

¡Y muchiiisimas gracias a QM Caza!
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 13 Mar 2019, 16:16 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20
Y definitivamente… volví a llegar tarde, como de costumbre. Esta vez estaba acompañando a una de las aventuras del Roble Blanco, ese grupo siempre se mete en sitios completamente inimaginables, donde, quizá algún día, pueda dar respuesta a la criatura que arrasó con mi aldea. Una vez en Purskul, llegaron las bienvenidas para los desconocidos, el listado de aventureros era extenso, pero no excedido. Gwyneth, Hawke, Bogdana y Bastian, Faeryl, Linda, Niniel, Venlynn y yo

Gwyn, nos indicó el objetivo de la misión “Explorar unas ruinas cerca de la arcada del rey” El camino hacía allí era sencillo y tampoco parecía complicarse llegando a las ruinas, es por esto que no tardamos demasiado en emprender un viaje desde Purskul hacía Gambiton

Imagen


Emprendimos una marcha ligera siguiendo la rivera de lo que creemos que se trata del rio Esmel. Tras caminar durante horas llegamos a una región donde la arboleda era tan densa que apenas nos permitía ver, a eso se le acompañaba una ligera y curiosa bruma que emergía desde la tierra, por suerte, la orientación en ese terreno era muy sencilla, pues solo hay que mantener el rio a nuestra derecha y el mismo nos conducirá directamente hacía la Arcada del Rey

Horas y horas pasaron hasta que llegamos al lugar, se podría decir que se nos marchó medio día entero en el viaje, gracias a ello, pudimos compartir historias, bromas y risas… además, siempre es gracioso ver a la pequeña Linda corretear de un lado para otro…

Las indicaciones eran claras, justo al llegar debíamos de explorar y rebuscar entre los vestigios de aquel lugar para localizar la posible entrada al templo del que hablaban

Imagen


Apenas unos minutos y pasos después, la pícara Niniel logró encontrar una trampilla mientras jugueteaba con el torreón central, subiendo, escalando y saltando de cascote en cascote hasta acabar por pisar una pequeña puerta de madera… La inocencia y curiosidad de aquella elfa nos llevó a adentrarnos de cabeza a una de las aventuras mas complejas que me acompañarán a modo de historia

Dejemos a la pícara curiosa primero, quizá existan trampas por el camino” Esa fue al acuerdo que llegamos todos, Niniel bajaría antes que el resto para inspeccionar la entrada. Apenas pasaron unos minutos en el que llegó la elfa con nuevas noticias

“No hay trampas en la entrada, pero… He visto unas criaturas un tanto extrañas ¡Y oscuras!” — Advierte Niniel tras inspeccionar el lugar

El grupo se preparó para la bajada de una estrecha… MUY ESTRECHA escalera que llevaba a pasillos angostos donde rozábamos con los codos si nos colocábamos tres en paralelo. Me presupongo que el grupo no era demasiado silencioso, pues nada mas pisar el último escalón un enorme escalofrío y una sombra tan rápida como una estrella fugaz se abalanzó sobre nosotros.

Niniel desenvainó sus dagas al grito de “¡Esto era!” mientras que los arqueros se peleaban con el entorno para intentar tensar por completo el arco antes de disparar.

Imagen


Flecha tras flecha, golpe tras golpe, puñalada tras puñalada, la sombra se iba haciendo más débil hasta desaparecer, dejando algo de carboncillo esparcido sobre el suelo. Era una criatura cuanto menos extrañas ¿Podrían pertenecer a otro plano? Mi reacción fue clara, pues deslicé las flechas de mi carcaj para tomar unas plateadas, quizá el daño positivo logre hacerles huir

Avanzamos por el delgado pasillo guiados por Niniel y Bastian, mientras el humano de piel tersa iluminaba, la elfa curiosa tocaba las paredes y el suelo. El paseo nos llevó a una bóveda con techos altos, con cuatro pequeñas repisas donde levitaban espadas sobre ellas, el suelo con nueve placas circulares donde solo cuatro estaban iluminadas de un tono azulado.

El silencio de aquel lugar provocaba un eco ensordecedor tras presionar las placas… esto provocó una curiosa reacción en varios miembros del grupo, pues Venlynn, Faeryl y Bastian se pusieron a corretear como locos tratando de activar todas las placas luminosas “Clip Clip Clap Clap” entre los sonidos de las placas sueltas…

“Debemos de buscar una combinación, no sabemos que ocurrirá si fallamos o si se abre alguna puerta, quizá nos espere un ser de otro plano” — Advirtió Hawke

Imagen


Este preaviso nos hizo encaminarnos hacía otra de las salas del templo animados por la energía de la pequeña Hin “¡Vamos todos detrás de la líder!”. En esa nueva sala encontramos sombras errantes que custodiaban un altar que quizá sirvió como culto a una determinada deidad. Luchamos con valía para devolverlas a aquel lugar desde donde salieron, entonces fue cuando me percaté que mis flechas plateadas apenas provocaban en ellas el efecto que esperaba, es por eso que tomé la decisión de utilizar flechas heladas y encantadas para provocar una descarga a aquellas criaturas cuyo mal invada su cuerpo

La mayor parte del grupo quedó embelesada, quizá pensando o analizando el altar, mientras que Gwyn, Venlynn y yo marchamos por alrededor de la cúpula inspeccionando y guardando la seguridad de aquellos que pensaban… No se muy bien ni como ni porqué, lograron retirar un total de ocho objetos del lugar, enseres completamente extraños sin demasiada coherencia entre sí, aunque logramos encontrarle utilidad tras cruzar a otra sala con una gran fuente en medio, donde ocho estatuas custodiaban el lugar con epígrafes escritos en sus pies

Imagen


¿Acertijos? Quizá debíamos emparejar cada estatua con cada uno de los objetos encontrados, eran ocho y ocho… Aunque la Hin estaba empeñada en un principio en que solo teníamos siete objetos (Quizá le faltó contarse un dedito…) Varios grupos dividieron a los aventureros pues Venlynn estaba convencida de una solución, Bastian y Bogdana tomando otra forma de pensar que parecía también tener lógica, Yo empeñado en una determinada solución, Linda correteando buscando el objeto que faltaba mientras aportaba ideas a todos los grupos y Faeryl aportando un punto de vista mas divino y místico… ¡Mas de una hora tardamos en descifrar para que era cada objeto! Discusiones continuas, debates acalorados y sabotajes mutuos “Yo quito este objeto de aquí para colocarlo donde yo creo, el otro aparta ese otro objeto y lo añade en su estatua…” Hasta que algo hizo resonar las paredes… Un crujido llegaba a nuestros oídos, un chirrido, una señal que nos había indicado la resolución correcta del puzle…

“¡Lo sabía! Yo tenía razón, os lo dije” — Exclamé… aunque Bogdana no estuviese de acuerdo

“Vaya, ahora todo el mundo sabía la respuesta correcta…” — Comentó la exploradora de pieles marrones

Offtopic :
Y... Aqui termina la primera parte de la autoguiada del roble... Duró bastante, si me da tiempo quizá mas tarde o mañana ponga la segunda parte

Miembros involucrados en el rol:

Gwyneth Flehr (Kaira)
Emil Hawke (Scandinavian)
Linda Pastelvaliente (Hinsaventuras)
Bogdana Shashenka (Eyla)
Bastian Clay (Deiffmaster)
Faeryl Dyrr (miracle)
Niniel Gianaei (_-DkR-_)
Venlynn (theshick)
Elvith Selgauth (Foxtrot)
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 16 Mar 2019, 21:03 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20
Tras ese sonido ensordecedor volvimos a la bóveda principal, donde continuamos por el camino de la derecha para encontrar un circulo guardado por cinco estatuas que eran capaz de hablar, o al menos, dejar mensajes con acertijos que resolver. No solo se trataba de detenerse para pensar, pues, en ese lugar aún vagaban las oscuras sombras feroces que custodiaban el lugar

Imagen


Al menos una hora de discusiones e ideas disparatadas a las respuestas de aquellos acertijos nos llevaron a la siguiente fase, no sin antes, comprobar como unas cuchillas de grandes dimensiones asomaban del suelo si fallábamos la respuesta, suerte que Niniel es ágil como un felino y logró esquivarlas

A nuestra espalda, se había abierto una nueva sala, cuya entrada era un agujero en la pared. En el interior un conjunto de librerías y notas estropeadas nos esperaba, algo muy parecido a media biblioteca abandonada, aunque la Hin Linda logró encontrar algo útil de entre las ruinas

La sala de las cadenas oculta al ojo normal, en algún lugar del piso superior está. Los mecanismos del fragmento no deben ser alterados’ — Leyó aquella mediana en voz alta

Al no encontrar sentido a aquella cita, decidimos volver al puzle principal, donde las placas luminosas esperaban pacientemente a una resolución. Una solución realmente compleja, pues tras una gran cantidad de combinaciones, casi nos damos por vencidos.

Imagen


¡No puede ser! ¡Los granujas se están riendo de mí!” — Comenta con desesperación Linda

Todo hacía parecer que el sonido de una espada cayendo sobre la repisa de piedra, indicó la primera combinación. Faeryl, Bastian y Linda, continuaban tratando de conseguir el resto de soluciones, ni la mas profunda depresión logró obligarnos a darnos por vencidos. El ambiente de esa sala, estaba tan cargado que parecía faltar el oxígeno, una hora más en aquellas condiciones y quizá esas paredes podían haber sido nuestras tumbas

Un silbido y una inmensa oscuridad se abría paso mientras la puerta que desbloqueamos procedía a abrirse, sombras comenzaron a salir de ella en dirección a nosotros. Ese portón parecía esconder el mas oscuro de los secretos, pues los guardias que la custodiaban en el interior no eran débiles.

Tras la victoria en la batalla, un inmenso portal de un color negro y resplandor rojo, nos dio la bienvenida, frente a él, cadáveres en los huesos, donde al acertarte a uno de ellos, un enorme sonido emanaría de la oscuridad, un zumbido sónico que dejó a la mayoría con sordera durante unos instantes pero que no nos impidió leer un diario que sostenía uno de los cuerpos

  1. Todo comienza por el principio, la deidad enemiga marca el camino, se debe empezar dando un paso por su inicio
  2. El principio y el final son necesarios, ese será el segundo paso que a su vez son dos al mismo tiempo.
  3. El siguiente paso son tres, simultáneamente, invocando las tres partes que no son el principio ni el fin
  4. El segundo sendero y el último son el cuarto paso, a la vez, preparándose para lo inevitable
  5. El último paso está formado por los dos senderos menos transitados

Imagen


A nuestros lados, encontramos unas escaleras, es entonces cuando recordamos la cita relacionada con las cadenas “La sala de las cadenas oculta al ojo normal, en algún lugar del piso superior está”, optamos por la escalera de la izquierda, donde al subir nos recibiría una descarga eléctrica que dejaría a la gran mayoría del grupo en shock durante unos instantes.

La habitación a la que llegamos era un lugar amplio y frio, con algunas sombras merodeando. No parecía haber nada importante en el excepto un pequeño ¿Ladrillo que salía de la pared? Nos acercamos a inspeccionarlo y se trataba de una puerta completa, aquel lugar oculto con las cadenas, donde cada cadena tenía un nombre. Desempolvamos el diario y siguiendo sus instrucciones completamos ese puzle

Hora de volver al lugar donde el portal para tomar el camino de la derecha, donde subimos y esperamos una descarga que no llegó. Aquella sala estaba tranquila, nos recibía un escritorio con textos escritos en un idioma desconocido incluso para el mago Hawke.

Imagen


A juzgar por la cerradura de uno de los dos cofres encontrados a los lados, nos faltaba una llave, algo para continuar ¿Debíamos de escoger el camino del portal? Esa idea se nos pasó por la cabeza un instante, pero enseguida la rechazamos. Es aquí donde dimos por concluida nuestra aventura
Marchamos hacía la salida, donde recibimos con alegría y entusiasmo el aire fresco que nos acarició la cara

Offtopic :
Miembros involucrados en el rol:

Gwyneth Flehr (Kaira)
Emil Hawke (Scandinavian)
Linda Pastelvaliente (Hinsaventuras)
Bogdana Shashenka (Eyla)
Bastian Clay (Deiffmaster)
Faeryl Dyrr (miracle)
Niniel Gianaei (_-DkR-_)
Venlynn (theshick)
Elvith Selgauth (Foxtrot)
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 12 May 2019, 21:56 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20
— Lo conmovedor o irónico de dejar atrás tu hogar está implícito en cada uno de los momentos gozosos al viajar: uno sabe que la primera alegría jamás será recobrada, y el explorador sabio aprende a no repetir sus éxitos sino a ir tras nuevos lugares todo el tiempo —
Emprendo un largo camino, de lunas completas, sin duda, un recorrido lleno de dificultades y peligros. Partiré desde Athkatla y continuaré hacía el Crimmor para después desviarme al sur hasta salir de Amn. El camino del comercio será mi guía, aunque la única norma es que no hay planes completamente establecidos, solo previsiones que quizá se cumplan o quizá se ignoren

Utilizaré los bosques de la zona y árboles para caminar entre bestias, seguiré las recomendaciones del gran arquero para sobrevivir en un entorno hostil, un ambiente de completa naturaleza me ayudará a liberarme de aquellas cadenas que arrastro desde mi llegada

Concentración, Sigilo, Acecho, Naturaleza, Supervivencia, Libertad...

Imagen
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 12 May 2019, 22:09 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Primera Luna — ####

Imagen


Emprendo mi viaje desde Costa Norte, desde la bahía de los mercaderes de Athkatla hacía Crimmor, pero obviaré el camino del rio y tomaré la rivera Norte, de esta forma, evitaré el gentío que suele transcurrir por el mismo camino

Imagen


Los primeros metros de este largo viaje estarán protagonizados por un debate interno, donde mi yo interior trata de liberarse de aquellos sentimientos y pensamientos que le impiden florecer. Un inicio de rebelión, un manifiesto que pondrá en jaque a mis propios recuerdos, los pasos que daba por los páramos del rio Alandor eran una continua tortura, como si de morir asaetado se tratase sentía miles de pinchazos desde los mas profundo de mi ser

El sol se iba poniendo cuanto más avanzaba, faltarían pocas horas de luz hasta que caiga la noche, por lo que era cuestión de tiempo que la oscuridad inundara mi entorno. Es el momento de buscar un claro, montar un refugio y dejar tus pertenencias para salir a buscar una pieza de caza con la que acompañar la noche primera noche

Entre los arboles una cornamenta asomaba, un ciervo de pelaje blanco aguardaba tras el forraje, paseando. La única caza que vi, es por eso que me oculté, preparé mi arco, tensé y disparé una única flecha que acabaría con su vida. Una vez yacía en el suelo, debía de aprovechar todos los recursos que ofrecía aquel animal

Imagen


Me aproximé a mi pieza y antes de cargarla revisé si su sufrimiento había culminado. En el campamento lo despellé, destripé y troceé para posteriormente ser parte de mi alimento, las pieles serían limpiadas y guardadas en el zurrón, mientras que la cornamenta servirá como herramienta punzante para el resto del camino

Imagen


La noche pasaba despacio por lo que opté por ensoñar durante unas cinco horas no sin antes, apagar el fuego que iluminaba en la oscuridad
Mi lucha interna continuaba y mi descanso no fue de lo mas fructuoso, será un duro viaje, ahora no solo por las bestias, si no por mi conciencia.

Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 13 May 2019, 22:28 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Segunda Luna — ####

Imagen


Aún no había llegado hasta Crimmor, la oscuridad me obligó a acampar antes del punto escogido más allá de las granjas. Mínimo, llevaba una luna de retraso. Era el momento de recoger, empaquetar todo y continuar mi peregrinación hacía Musgolino

Retomé mi viaje por el camino del rio donde los gritos de orcos acompañados de súplicas humanas me hicieron percatarme de como un pequeño grupo de orcos atacaban las granjas.

Tomé mi arco reforzado, me agaché entre los árboles y con apenas 8 flechas acabé con el grupo de orcos mientras el granjero aprovechaba la confusión para asestar un terrible golpe mortal con su azada a uno de esos asaltantes

La familia se tornó en un principio aterrada por la idea de una amenaza mayor, aunque esto cambió al descubrirme ante ellos. Optaron por darme la gracia y ofrecerme algo de oro, algo a lo que yo me negué pues un buen y noble explorador no ofrece sus servicios a cambio de unas piezas doradas

Estuve durante unas horas con esa familia de campesinos, comiendo algunas frutas e intercambiando rutas para continuar mi viaje.

"Si, el recorrido más directo es por el camino del comercio, pero es muy, muy, muy peligroso. He escuchado historias aterradoras" — Comentó el anciano a cargo del molino

"¿Sae'? E'ngo un cuñao' que'es merca'er y di'e 'e la mejor ruta es por Gambiton, ademá' s'empre te dan queso y bollos calientes" — Me sugerió la campesina mas joven aunque algo ruda

Volví a mi objetivo, aunque, de alguna manera esa humilde familia me había hecho olvidar los demonios que gobernaban mi cabeza. El próximo punto de interés estaba en Crimmor, justo a la otra orilla donde debía de buscar la manera mas eficiente de cruzar el rio

Sin oro y sin apenas luz traté de convencer al dueño del barco trasladarme hacía la orilla de Crimmor a cambio de la cornamenta del ciervo cazado una luna atrás y su cuero sin curtir

Imagen


Reacio, el dueño del pequeño navío accedió al trato y en apenas minutos me encontraba dirección al sur, buscando un nuevo lugar donde poder descansar y retomar mi viaje tras el amanecer


Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 13 May 2019, 23:35 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Tercera Luna — ####

Imagen


El reflejo del alba en el interior de mi tienda daba comienzo a un nuevo día, una mañana casi de ayunas de no ser por las pocas sobras de aquel ciervo que cacé

Este ensoñamiento lo había pasado algo más concentrado, pues aunque parte de mis pensamientos estaban invadidos por mis problemas, la otra mitad tenía el centro de atención en las rutas debatidas por los campesinos... Esto provocaba que se solapasen y pasar al fin, una meditación tranquila

Emprendí el paseo con todos los enseres cargados, ya llevaba más de una luna de retraso... aunque para llevar retraso alguien o algo debe esperarte al final de tu viaje, en mi caso, tenía todo el tiempo que mi vida de elfo pudiera permitirme, por lo que el tiempo no era un problema. Durante el viaje hacía Purskul el hambre hacía mella en mis pasos, por lo que no pude evitar fijarme en las jugosas naranjas que nacían sobre las ramas de los arboles de las granjas ¿Quién iba a notar que faltaban cuatro?

'¡Eh tu, el de verde! ¡Mis naranjas, ladrón!' '¡¡Al de verde, ese humano me está robando!!' — Escuché una serie de gritos antes de percatarme de una gran figura robusta corría hacía a mi

No sé qué me sorprendió más, que me confundiera con un humano o aquel semiorco que salió de la posada con una vara en la mano. Lo único que importaba ahora era correr a través del bosque, con intención de despistar a aquel campesino entre el forraje

Corrí, salté, trepé y seguía corriendo mientras el mestizo buscaba mi estela partiendo todas las ramas a su paso. No puedo determinar cuánto tardé hasta poder perderlo, lo que si me provocó fue un terrible cansancio que me obligó a detenerme a orillas del Esmel para tomar un descanso y así tomar un baño. Entre naranja y naranja miraba al cielo hasta esperar que llegue el medio día para levantarme y seguir la rivera hasta llegar a Purskul

Imagen


Este camino fue muy tranquilo, horas a solas con mi pensamiento y en sintonía con la naturaleza, escuchaba el curso del agua, veía a los pajarillos dedicarme algunas de sus canciones, el barro, el césped... Estos momentos han de aprovecharse, pues el resto del camino hacía Inmescar sería más peligroso

¿Por qué tomo el camino corto y peligroso si no tengo prisa en llegar a mi destino? La respuesta es sencilla, la supervivencia y el sigilo es un reto, parte de mi día. Si tomo el camino hacía Gambiton este camino no será el que complete mis retos... "Concentración, Sigilo, Acecho, Naturaleza, Supervivencia, Libertad..."

Crucé el Esmel una vez llegado a Purskul, una visita rápida porque el anochecer me acompañaba en la búsqueda de un lugar para acampar. Mi experiencia conoce que en estas tierras bestias se reúnen para asaltar a caravanas, es por eso que mi sitio óptimo de descanso debería estar lo más alto y escondido posible. Emprendí camino montaña arriba hasta encontrar un pequeño lugar al resguardo de los arboles y ensoñar una luna mas

Imagen


Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 14 May 2019, 23:06 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Cuarta Luna — ####

Imagen


Cansancio constante, fatiga y falta de concentración... Esos son mis síntomas cuando tengo falta de ensoñamiento y así he amanecido. Han sido 7 horas de descanso entre llantos y meditaciones muy cortas.

Me sentía traicionado, como si una Drow me hubiese engañado y apuñalado por la espalda. Sonrisas frías y abrazos sin alma es lo que ocurría todo el tiempo si que yo me diese cuenta... Esta ceguera me está costando muy cara

De nuevo una mañana más en ayunas, pero sin hambre alguna, recogí mis cosas y continúe mi camino hacía Inmescar. Un trayecto que parecía tranquilo pero mi experiencia sabía que más allá de las colinas no existía un lugar de meditación, si no que allí aguardaba una emboscada a las caravanas viajeras

Traté de pasar agachado, por la cumbre de la ladera... (...)

Aquel día en la rivera del Esmel... Los celos que tuviste cuando abracé a Laiandel para apoyarla en su decisión... Pura ment...

(...) Corriendo ladera abajo me encontraba seguido de un minotauro enfurecido, me había despistado, cometí un fallo...

Cargaba mis flechas mientras huía, tomaba unos momentos para tensar, girarme y disparar a sus pies para evitar que prosiga su carga. Por suerte, soy más ágil e inteligente que él, con un par de saltos por la montaña y tomando desniveles pude acabar con él

Opté por volver hasta la ladera de minotauros de forma tranquila mientras pensaba en más mentiras que me he ido creyendo... (...)

Como aquel día donde decidimos quedar en el claro del Weldazh... Aunque ahora que me paro a pensar, entiendo tu frialdad y la distancia que tom...

(...) Metí el pie en un charco, en un barrizal, o al menos pensaba hasta que me vi empujado por un troll ¿Me he perdido? ¿Dónde estoy? De nuevo, comencé a correr, curioso que en mi huida mi bota quedó atrapada en el barro del pantano.

Mis flechas de fuego se zarandeaban por el carcaj, siete rezos al Seldarin me costaron poder tomar un par de ellas para empezar a encararme al troll... Sin duda, no es momento de continuar

Aún era medio día y opté por tratar de volver al lugar donde pasé la noche, aún en ayunas este sol sería testigo de mi torpeza hasta que se esconda tras las montañas y de comienzo a un nuevo día tras una disputa con la luna

Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 14 May 2019, 23:44 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Quinta Luna — ####

Imagen


Recuerdos tan reales que parecían visiones. Los gritos de mi aldea cuando aquella criatura sembraba el caos y envolvía en llamas todo el entorno... La primera vez que llegué a las tierras de la intriga con intención de dar caza a la bestia que arrasó mi hogar... El grupo variopinto con cuatro elfos, un enano y una bárbara...

Recuerdos muy variados, con tantos sentimientos como fruta tiene una macedonia. La razón por la que empecé el viaje empezaba a brotar, mi mente se abría cada vez más, dejaba entre ver sentimientos y frustraciones que me ahogaban cada día. Solo faltaba la soledad y el peligro para que las raíces fortaleciesen

Recogí todos los harapos con los que montaba mi tienda, tomé el mapa para emborronar con el dedo el recorrido de la luna pasada y me dirigí hacía la colina de los minotauros. Aún no había comido desde hace dos lunas pues mi hambre sería el recordatorio durante este trayecto de los fracasos y fallos que pudieron costarme la vida.

Caminé agachado, jugando con los desniveles de las colinas, tratando de esquivar a los minotauros. Algo entre las rocas llamó mi atención, un botín repleto de oro y comida aguardaba como si la recompensa de un saqueo se tratase, me acerqué con claras intenciones de tomar el alimento para el resto de mi viaje, pero una serie de gritos o conjuros me interrumpieron

Tras el jaleo, varios minotauros cargaron hacía mí, portando hachas de enorme tamaño, mi reacción fue rápida, usar la poción de invisibilidad que me otorgó hace años aquella barda mestiza y correr al botín para tomar el alimento y huir hacia el interior del pantano

Una vez a salvo finalicé el trayecto por ese día acampando en una estrecha zona bastante seca entre dos árboles, alejado de los trolls y los minotauros. La noche sería de reflexión y racionamiento de alimento

Imagen


Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 15 May 2019, 00:51 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Sexta Luna — ####

Imagen


De nuevo los recuerdos desde mi estancia en Amn invadieron mi mente, las primeras aventuras con los hins, las flores con Silthie, las primeras lecciones con Jabato y el entrenamiento de pelea con Loreliel... Partí de mi aldea en busca de una criatura y acabé ampliando mis conocimientos gracias a las tierras de la intriga...

Por mucho que estuviera agradecido a aquellos que me otorgaron guía, seguía enfadado con los mismos que me traicionaron. Continué mi viaje en dirección Inmescar, tocaba el ascenso hasta las predecesoras de las faldas de Dientecillos, un lugar lleno de gigantes para nada amigables.

La altura de esas bestias me ponía en clara desventaja, pues, aunque tratase de ocultarme entre los deniveles, ellos los salvarían de forma sencilla. Es por esto que, a mitad de camino, en lo más alto de una de esas colinas acampé para descansar, esperar a que el sol se escondiera y la luna ocultara mi silueta

Imagen


Recuerdo mis inicios y consejos de aquellos druidas que se convirtieron en rivales por diferentes opiniones, Elithrar, el cual me propuso a Jabato como maestro, el cual me presentó a Anith, la cual ahora parece querer reprimirme...

La luna asomó su blanco manto entre las montañas, el cielo estrellado indicaba el camino y mis ganas de continuar pusieron en marcha mi decisión. Caminé oculto entre las sombras y las ramas entre un pequeño poblado de granjeros

Era curioso ver aquella escena, gigantes conviviendo con el resto de civilizados o al menos, permanecían a escasos metros esa noche. Ascendía y descendía siguiendo el baile de las colinas hasta que el amanecer dio la bienvenida a una arboleda frondosa que sería el destino de mi próximo ensoñamiento

Imagen


Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 15 May 2019, 01:17 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Séptima Luna — ####

Imagen


El horario había cambiado, ensoñaba a primeras horas de la mañana y comenzaba mi viaje más allá del medio día. Con tantos recuerdos encontrados en mi peregrinación no podía permitirme el lujo de ignorar la cascada de Inmescar al pasar al lado

Ya tenía cual sería mi próxima parada, pues llegar hacía Inmescar y subir la ladera de Dientecillos sería un reto que me llevaría toda la noche completa lo que me obligaría a parar y descansar en lo alto ¿Por qué quiero llegar a Dientecillos?

Cuando mis demonios comenzaban a florecer y a aprender a bailar sobre mi conciencia Loreliel me quiso llevar varias veces a la cascada, un lugar donde aquellos pensamientos se ahogaban, aunque ella tenga una gran parte de culpa por la que me encuentre así, era buen momento para tomar su consejo

El camino fue especialmente tranquilo, me encontraba al lado de Inmescar y el ascenso fue acompañado de algunos pumas que miraban con atención mis movimientos... Este tranquilo paseo me recordaba al claro de Eldath, donde pasaba la mayor parte con Venlynn entrenando y mejorando en la arquería, el lugar donde empezamos a mostrar nuestros sentimientos que después terminaron por descarrilar hasta el día de hoy

Terminé por ascender a la cascada, donde dejé mis cosas y me tumbé al lado de la tromba de agua que salpicaba al chocar con las rocas... Más tranquilidad que se interrumpía por los recuerdos de los problemas con las Hojas de Alandor, donde el grupo terminó dividido en dos y Nora acabó en medio sola. Las discusiones que al menos sé que empezaron a raíz de ahí acabaron con la vida del grupo

Acabe ensoñando en lo alto de una roca, con cierta incomodidad, pero con completa libertad, el brote empezó a crecer y el camino lo alimentaba...


Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 16 May 2019, 21:07 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Octava Luna — ####

Imagen


Con el sonido embravecido de aquel salto de agua empecé a sentirme libre, era la primera vez que empezaba a desechar todo aquello que me ocasionaba daño y dolor en mi interior. Bajé de la roca, tomé mi zurrón y comencé el descenso de la cascada en dientecillos para continuar hacía Caravassar

Mientras caminaba montaña a bajo empecé a pensar en la posibilidad de mostrar la cara de un Elvith que no solía encontrarse con facilidad, aunque para lograr eso debía de tachar de mi circulo de afección a aquellos que me otorgaron la traición

Aún la luna seguía acompañándome en mi viaje pues la oscuridad me ayudaría a pasar desapercibido entre bandidos y bestias que patrullaban el terreno

Imagen

Aquel valle era el lugar perfecto para los asaltantes, pues toda caravana pasaba por ese lugar como parte del camino del comercio, la difícil orografía permitía una gran cantidad de campamentos de bandidos que aprovechaban la oscuridad para atacar a todo viajero o caravana que cruce a esas horas

Esta es la razón por la que obvie mi mala decisión causada por no explorar antes el terreno. Tal era la situación que en mi camino, más adelante pude presenciar el asalto de un grupo de ellos a un viajero que posiblemente tratara de llegar a su hogar

Imagen

No pude hacer nada por él, pues si intervenía ambos moriríamos. Observé como lo herian y hechizaban para que no se moviera mientras unos cuantos humanos le robaban hasta los zapatos...

Me desvié al otro lado y me adentré al bosque que asomaba tímidamente entre las faldas de la cordillera, al fin había salido de aquella garganta que pudo costarme la vida

De nuevo, monté mi pequeño y rápido campamento donde descansar y poder continuar comiendo el alimento que robé de los minotauros entre Purskul e Inmescar

Imagen



Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Las crónicas de un montaraz - Elvith Selgauth
NotaPublicado: 16 May 2019, 22:37 
Mercader de Crimmor arruinado
Mercader de Crimmor arruinado
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 13 Nov 2018, 14:37
Mensajes: 74
Edad: 20



#### — Novena Luna — ####

Imagen


Nueve lunas han pasado ya desde que partí de Athkatla, a estas alturas quizá aquellos que más me aprecien se harán dado cuenta de mi desaparición. Yo había empezado a cumplir mi objetivo, aunque aún queda un gran camino por delante, no físico, pero si mental

La continuación de mi camino hacía Caravassar entre los arboles estaba protagonizada por un dilema moral que empezaba a rebotar en mi cabeza ¿Como debía de involucrarme en mi entorno y como cambiar mi postura ante las diferentes oportunidades o circunstancias? Antes de marchar los nuevos viajeros apenas me han conocido o si lo han hecho ha sido de forma directa, seria y borde. ¿Es este el camino que debo seguir?

Tal era mi despiste que terminé por empezar a huir de unos bandidos que trataban de asaltarme e incluso llegar a resbalarme y caer. La suerte parecía de mi parte pues la llegada a Caravassar permitió a los guardias detener el avance de los malignos. Tras mi carrera me encontraba exhausto pero la luz de un farol iluminaba la fresca fuente de la ciudad

Mientras reponía mi aliento y llenaba mis cantimploras una joven dama de piel tersa y pálida me interrumpió

Imagen


Augwynne, que así se llamaba la dama, buscaba un explorador que pudiera guiarla hacía Athkatla, se encontraba encerrada en la ciudad sin el oro suficiente para un pasaje de vuelta. Podría acceder sin problema a ser su guía de no ser por los peligros del camino pues aunque solo pueda esquivarlos, acompañado sería un suicidio

Siempre me he mostrado humilde ante aquellos perdidos en el camino, es parte de mi espíritu ayudar a esas personas a cruzar, a llegar de forma saludable a su destino. Aunque de alguna manera, mis formas quizá eran algo frías... En mi interior creia que le causaba desconfianza

Me preguntó la razón de porque el mercado se negaba a comprar sus objetos, esto me abrió una forma de ayuda, pues parte de los mercaderes están contentos tras el día que di caza a aquel Rakshasa. Me entregó sus objetos, aunque se detuvo al entregarme gema rosada a la que tras mi pregunta descubrí que quería guardarla por mera colección. Con intención de aportar confianza le ofrecí mi arco como seguridad de mi regreso con el dinero.

Bajé hasta el mercado, donde un enano barbudo intercambió los cuatro objetos de Augwynne por algo de oro, piezas lo suficientemente valiosas como para pagarse un viaje de vuelta con algo de magia. Volví a verla en lugar, donde le ofrecí dos bolsas, una con oro y otra con mis gemas junto a la gema rosada que tanto valor tenía para ella

Augwynne, emocionada por la entrega de dos gemas más como regalo, me dio un abrazo. Esta reacción me hizo pensar, a pesar que siempre busco hacer el bien los problemas que guardo en mi interior me impiden disfrutar de la satisfacción, a veces, esos problemas incluso me impiden hacer lo correcto.

Quizá la solución resida en no lamer mis heridas y dejar que cierren por si solas


Imagen



Arriba
  Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 3 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Diseño del Foro modificado para PUERTA DE BALDUR por Monti, Tripiyon y Delar.