Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


Fecha actual 15 Oct 2018, 17:16



Últimas noticias relevantes:
¿Creéis que podéis aportar movimiento al servidor? ¿Habéis pensado alguna vez en estar al otro lado? ¡Esperamos vuestras candidaturas DM!

Buscar:

Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Roble de sangre
NotaPublicado: 15 Jun 2017, 21:28 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
Offtopic :
Comenzaré a subir aquí ciertos 'momentos' de la historia de Brynhildr que son importantes en su trayectoria. No estarán ordenados pero trataré de aclarar en qué momento temporal se dieron. Estarán en formato 'instantáneas', relatos breves con una imagen que represente algún momento de la escena. ¡Espero que os guste! Sentíos libres de manchar el post si queréis porque pondré un índice según vaya añadiendo relatos.


Imagen


[Invierno de 1486]1

Con una encantadora sonrisa y posando su mano en el hombro de aquel marinero que tenía enfrente, la vampiresa se había hecho un hueco en el galeón comercial que se dirigió a Calimshán, previo pago de veinte mil pequeñas perlas para que el tipo no hiciera preguntas. Había pasado su viaje en silencio, encerrada en una de las bodegas de carga para pasar desapercibida y que sus ausencias a la luz del día no llamasen la atención de los tripulantes del navío. Su gesto se torcía con incomodidad al recordar el momento en el que había anunciado su marcha en Emnekhul: por poco aquello la ponía en una situación peliaguda pero pudo salvarla echándole cara.


- La discrección nunca ha sido uno de tus puntos fuertes. - le había dicho su madre. Aquellas palabras contra todo pronóstico le hacían sentirse muy orgullosa, pues significaban que era capaz de engañar a su misma creadora. Una sonrisa se dibujó en sus labios al pensar sobre ello mientras se subía un poco el embozo que tapaba sus labios y con ello, sus colmillos.

Una vez sus pies habían pisado un pequeño puerto a las afueras de Puerto Calím, Brynhildr echó a andar perdiéndose entre el gentío de los mortales que por allí pululaban. Tenía mucho trabajo por delante y una vez se coló en un callejón se quedó desde allí observando a la gente pasar. Su objetivo era uno solo: encontrar al colibrí que había desaparecido en aquellas tierras hacía más de dos años. Debía encontrar a Liara.

Cuando se aseguró de que nadie la veía comenzó a escalar por la pared con la facilidad de una araña gracias a sus capacidades como vampiresa y agazapándose en el tejado de una pequeña casa de apenas un par de pisos. Si algo la desagradaba de aquel lugar es que el grueso de las casas eran así: de baja altura y calles abarrotadas, muy propensas a ocultar a quien iba a pie pero muy poco apropiadas para quien iba por encima de las cabezas del resto.

Convirtiendo su cuerpo en un murciélago que sobrevoló los tejados se alejó de la parte más concurrida de allí mientras se debatía internamente por dónde empezar la búsqueda. Los bajos fondos de Puerto Calím eran un buen comienzo, pero antes debía asegurarse de otear todo aquel submundo con pies de plomo ya que, si las amenazas de su Madre eran ciertas, la corte vampira que se asentaba allí podría cogerla en cualquier momento para preguntarle qué diantres hacía allí: una pregunta que en absoluto quería responder. Volviendo a tomar forma humana en la parte trasera de una casa, saltó por encima de la verja tras comprobar que no había nadie para continuar su camino. Necesitaba encontrar un refugio pronto pues apenas quedaba una hora para la llegada del astro que tiranizaba el cielo durante gran parte del día.

- Vaya, ¿qué tenemos aquí? Se ha escapado un insensato. - Brynhildr iba a replicar, pero se dió cuenta que como iba vestida era fácil confundir su sexo al estar de espaldas. Tensionó ligeramente sus músculos antes de girarse, pero en cuanto puso los ojos sobre el dueño de aquella voz sintió como algo gigantesco la embestía de lado, estampándola contra la pared. Un tipo enorme, con los brazos peludos al aire y una cara de simio que habría escandalizado a cualquiera - Espero que no te lo hayas cargado, Babú.

Babú se levantó rascándose la línea de la mandíbula como un idiota, observando el desvencijado cuerpo que comenzaba a recomponerse mientras se levantaba, con fingida dificultad para hacer más creíble todo aquello. Babú se inclinó sobre ella para agarrarla de una axila y alzarla, pero cuando lo hizo se encontró con un puño que se clavó en su estómago con una fuerza inesperada. El grandullón era muy resistente y fuerte así que el golpe apenas dolió más que un tropezón mal dado, pero fue entonces cuando empezó a sentir cómo las fuerzas le fallaban, como si su propio cuerpo pareciera perder su energía y como el agarre que tenía sobre la vampiresa se iba aflojando.

- Re… Rem. - llamó Babú a su compañero del final del callejón que fruncía el ceño extrañado ante aquello. El filo de una hoja ligeramente curvada se apoyó en su cuello, haciendo un leve corte que mandó un hilillo de sangre de viaje por su cuello hasta la camisa que se manchó del rojo líquido.

Recomponiendo sus ropas del duro golpe que había recibido y mientras Babú trataba de recuperar sus fuerzas, sin éxito, Brynhildr sonrió.


- Por el Creador, Celie, creí que no ibas a aparecer. - la muchacha le devolvió la sonrisa bajo la capucha que ocultaba parcialmente sus facciones

- No he podido llegar antes, ama. Discúlpame. -




[A la noche siguiente...]

Imagen


- Te daré treinta zonths si me das ese caballo y me dejas en paz de una maldita vez - en uno de los zocos del lugar aprovechando el gentío Brynhildr iba a cara descubierta, sosteniendo en el aire la bolsa con el dinero que le estaba ofreciendo al comerciante. Éste sonrió.

-Oh... - fue todo lo que dijo antes de coger la bolsa con los ojos brillando de codicia. Celie no tardó ni treinta segundos en poner el pie en el estribo del corcel y montarse para que éste trotara alejándose del mercado. Tampoco intercambió ninguna palabra, gesto o mirada con su ama pues la muchacha tenía muy clara cuál era su labor. Brynhildr, por contra, se perdió en la oscuridad de la noche... todavía quedaban muchas preguntas por responder, pero ninguna en Puerto Calím.


Offtopic :
1: Estos hechos transcurren entre Noviembre-Diciembre de 2016, durante el viaje de Brynhildr a Calimshán.

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 20 Jul 2017, 11:34 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
[Primavera de 1474]1

El único sonido que acompañaba a la sacerdotisa caída era el de la piedra de afilar al rozarse con el filo de su bastarda. No había vuelto a usar a Tormenta Nocturna desde que sus poderes la habían abandonado por su quebrada fe y ahora una simple espada era lo que podía salvarla de una muerte en combate. Su rostro estaba muy desmejorado, con unas profundas ojeras y su pelo hasta ahora brillante había adquirido un tono y tacto pajizo: la belleza de la única hija de los difuntos Vanissar parecía haberse truncado por las circunstancias y ya no era más que una sombra de la mujer que había sido.

El colibrí había guiado a Jandara hasta Brynhildr alegando que la reconocería por su brillo, por ser aquel brillo que había sido durante los últimos dos años un faro donde amarrar una y otra vez su barco, pero Bryn ahora era poco más que la luz de una luciérnaga en medio de un día soleado: casi imperceptible, nimia y poco llamativa. Un cascarón humano sin alma.

Había incluso abandonado su armadura completa sintiéndose incapaz de soportar más el peso del metal, rechazando por completo la coraza emocional que tantas veces le había dado. ¿De qué sirve proteger aquello que ya está roto? Dándose a si misma una bofetada con su guante de cuero para reaccionar, Brynhildr se levantó para enfundar el filo y ponerse en marcha.
Imagen


Mientras colocaba el pie en el estribo y montaba sobre su corcel no pudo evitar sentir un escalofrío que recorrió toda su espina dorsal al recordar a aquella criatura que había caído del cielo para advertirla. De piel extremadamente pálida, alas negras y una mirada totalmente apática que dejaba claro que únicamente era un mensajero de su dios la advirtió de lo que le ocurriría si traicionaba todo aquello que había representado; de lo que ocurriría si perdía la vida. La muchacha pensó con amargura que ir de bruces al Muro no debía distar mucho de lo que estaba pasando ahora mismo. ¿En qué momento se había roto su compostura? Galopando en dirección a Athkatla no fue capaz de decidir si todo había comenzado a caer desde aquel beso pasado por agua o desde que vio tres vidas perderse para siempre frente a sus ojos en el monasterio de las Espadas de Plata de Evereska.

Frente al campamento de los aventureros de la ciudad de la moneda Brynhildr ató a su corcel, dirigiéndose a la Luz del Alandor para ir al encuentro de Shamaelthalar que había solicitado su presencia. El nerviosismo en su estómago comenzó a crecer como un signo de que algo malo estaba por suceder, pero...

...jamás llegó a adivinar que sería tan grave.


Offtopic :
1: Este relato transcurre, si no me equivoco, aproximadamente por Febrero de 2016, un par de meses antes de su conversión.

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 13 Dic 2017, 05:07 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
[Otoño de 1479]1

Mientras fuera sonaba con fuerza el ruido de las gotas de lluvia que golpeaban sin cesar el suelo y el propio caserón cercano a la ciudad de Esmeltarán, un murciélago aleteaba sin cesar para llegar al mismo antes de recobrar su forma humana frente a la puerta de entrada.
Imagen

Tras sacar la llave de entre sus cosas y abrir la puerta, Brynhildr se adentró en la casa y miró a izquierda y derecha comprobando que, al menos en el salón, no parecía haber nadie. Tras dejar su espada y su escudo cerca de la entrada comenzó a andar hasta que su fino oído se percató de unos sonidos ahogados que venían de más adelante, como si dos personas estuvieran teniendo alguna especie de combate entre si.

Aquello bastó para arrancarle una leve sonrisa y sus pasos se fueron acercando al origen del sonido, dejando atrás el salón y uno de los pasillos de su refugio para dirigirse a la sala de entrenamientos. Aquella pelea ahora se escuchaba mucho más claramente.


- ¡Manten más atrás esa pierna derecha! Si te mueves tan poco tendré diez sitios para golpearte. - espetó una voz que, aunque joven, se esforzaba por sonar autoritaria

- ¡Ay, pero que puedas no significa que debas golpearme! Volvamos a empezar, esta vez lo haré mejor. - dijo la segunda voz con un quejido lastimero, mucho más suave y dulce

Abriendo la puerta por fin, se quedó observando el entrenamiento en absoluto silencio hasta que se dieron cuenta de su presencia y, girando casi al unísono para observarla una sonrisa se dibujó en sus rostros.

(Que equivocada estás, Helena...) pensó para si misma antes de cruzar el umbral de la puerta y cerrarla tras ella


Offtopic :
1: Esto transcurre actualmente, en Diciembre de 2017. Una mini mini mini instantánea a raíz de un rolecillo de hoy, que hacía mucho que no subía nada ;)

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 25 Dic 2017, 04:52 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
[Otoño de 1479]1
www.youtube.com Video desde : www.youtube.com

En aquella sala de conciertos en la ciudad de Esmeltaran la música del recital que se estaba llevando a cabo comenzó a resonar llenándolo todo de la hermosa melodía al violín. La vampiresa se encontraba completamente sola en un palco que había reservado para escuchar aquel concierto mientras se dejaba llevar por la música y trataba de poner en orden todo los enfrentados sentimientos que habitualmente surgían en ella.

Imagen
Los vampiros son el ejemplo más poderoso de la dualidad que existe en un mismo ser. Adalides de la dicotomía que representa su misma existencia, los vástagos de Kanchelsis están en un permanente baile de máscaras consigo mismos: la
Bestia, siempre acechante y sedienta de pelea sangre y muerte es un ente casi incontrolable, rabioso y con una fuerza inimaginable. El Libertino, caprichoso y embaucador, un manipulador capaz de cualquier cosa para cumplir sus deseos... Pero Brynhildr había vivido toda su existencia inmortal luchando contra algo más. En ella había tres psiques, tres entes que habían sido unidos por una fuerza mayor y externa a sus propios deseos. Un tercer ser que plantaba cara a la arrolladora fuerza que ejercían las dos caras de la moneda del vampirismo:

Ella misma. La personalidad de
Brynhildr Vanissar, su forma de ser cabezota, obstinada y orgullosa que había permanecido un tiempo aletargada, tanteando a sus dos rivales para conocer sus fortalezas y sus debilidades; dejando que ellas tomaran el control hasta que tuvo la oportunidad de imponerse. Tras más de dos años de batalla había conseguido domar a la bestia y embaucar al embaucador, atándoles para convertir a ambos en una herramienta... ¿pero por cuánto tiempo? ¿Cuánto tiempo podría ella tener el control? ¿Llegaría algún día la degeneración mental que solía acompañar a los inmortales más antiguos? Había alcanzado en su cabeza un casi perfecto equilibrio muy importante gracias a su tremenda fuerza de voluntad pero... ¿le hacía este equilibrio más fuerte o más débil que sus compañeros? Brynhildr tenía la firme convicción de que ser más humana que sus hermanos era lo que le había llevado hasta ese lugar: la capacidad de seguir siendo muy cercana a los vivos y de comprenderlos, de sentir en su piel lo que ellos sienten... uno debe conocer a su presa si pretende manejarla como es debido.

El piano entra en escena y Brynhildr abrió los ojos, apretando en su mano el extremo del reposabrazos del sillón donde descansaba. Ya habían pasado cinco años y era aquel el momento de alzarse o de morir. El momento de imponerse sobre aquello que trataba de ponerse en su camino o aceptar que no había sido lo suficientemente capaz. Todo el proceso, todas las acciones buenas y malas que había hecho tendrían una justificación si el resultado era favorable.

La vibración del arco del violín sobre las cuerdas volvió a recorrer su cuerpo con una caricia tan reparadora para su mente como lo era la energía negativa con su cuerpo. Siempre había amado la música por su madre y especialmente el piano, pero nunca se había sentido tan unida a ella como cuando su corazón dejó de latir. Era una de las pocas maneras que tenía de ponerlo todo en retrospectiva, de vaciar su bulliciosa mente de pensamientos discrepantes, de las voces de sus tres 'yoes'. Una de las pocas maneras de evitar caer en la espiral de oscuridad que conllevaba la inmortalidad y poder así mantener la vista centrada en lo más importante.

En aquella habitación del Regalo del Mar la sacerdotisa dijo que la esperanza no se llevaría su cordura y el colibrí respondió que quizás ya se la habría llevado... pero en su corazón ya no había esperanza ni cordura, únicamente la determinación de seguir siempre hacia adelante.


Offtopic :
1: Esto transcurre en Diciembre de 2017.

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 26 Dic 2017, 05:16 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
www.youtube.com Video desde : www.youtube.com


[Otoño de 1479]1

Imagen


Cinco años. Habían pasado cinco años desde que una joven calishita de mirada tímida y preguntas incómodas había aterrizado en su vida portando en sus manos una importante carta que todavía guardaba entre sus cosas. Buscando a Madre Roble Jarrancia la pequeña Jandara entró en su vida como un faro en medio de la oscura bruma que tenía frente a ella. Jandara había sido su protegida y sin embargo había fallado también en estar a su lado en vida. El ultimátum de Ireth al contarle a Shamaelthalar el trato al que ambas habían llegado fue la espada que cortó la baraja con la que Brynhildr había estado jugando hasta el momento y cuando fue llevada a las celdas de Emnekhul perdió el contacto con la pequeña.

El corazón le daba un vuelco cada vez que recordaba como Jandara, con diez años, alzaba su espada de madera alegando que se convertiría en caballero para parecerse a ella y enfrentarse así a 'los malos' como ella les llamaba, fueran quienes fuesen. ¿Se habría sentido traicionada? ¿Habría lamentado su falta? ¿Recordaría siquiera su nombre? Jamás se había atrevido a acercarse a ella desde que fue capaz de salir a la superficie y mantener el control de su nueva condición vampírica. Fue entonces cuando comenzó a moverse moviendo todos los hilos que le fueron posibles hasta que confirmó que, aunque Liara no hubiese vuelto, Melisz Fuegoarena había llegado sana y salva a Amn y había recogido a Jandara lléndose a vivir con ella a Esmeltarán como estaba planeado.
Imagen

La ubicación de la casa estaba grabada a fuego en su cabeza y desde entonces Esmeltarán se había convertido en un lugar sagrado para Brynhildr, un sitio donde jamás iba a permitir que nadie rompiese el status quo de la ciudad y con ello la 'seguridad' que rodeaba a la joven. La fe de Velsharún lo intentó y la mano de Brynhildr movió las piezas necesarias para ser un problema para ésta. La fe del Tirano lo intentó y la vampiresa se vió obligada a tomar medidas más directas, ocultando sus intenciones no sólo a los mortales si no a todos los inmortales atacando al sacerdote de Bane en el mismo corazón de la Vampiresa Velada, una acción que supondría su ejecución inmediata de llegar la verdad a manos de la Necrópolis.

Pero todo era válido. Todo aquello merecía la pena si, como rezaba cada dekhana el informe que le era entregado, Jandara seguía llevando una vida totalmente normal. Y sin embargo había sido incapaz de ir a verla... hasta ese día.

Cuando el sol ya había caído cruzó las calles de la ciudad con premura, cruzando el distrito Este de Esmeltaran hasta llegar al barrio donde Jandara y Melisz vivían. En cuanto Brynhildr se cercioró de que nadie la estaba observando subió escalando por la pared como una araña gracias al don que el Creador le otorgaba a todos los vampiros y se encaramó en el techo, observando un patio detrás de una de las casas del distrito.

Sentía una presión en el pecho pese a que su corazón había dejado de latir hacía mucho tiempo ya, sensación que se acrecentó al ver como una figura golpeaba con una espada de madera un estafermo a la tenue luz de un par de antorchas cerca del mismo.


- ¡Iah! ¡Ngh! ¡Uf! - una y otra vez y por todos los ángulos por los que era capaz Jandara golpeaba el estafermo empapada en sudor. La calishita ya había cumplido 15 años y era increíble como había crecido en aquel lapso de tiempo: la niña asustadiza e ingenua se había convertido en toda una mujer que claramente se había asegurado de estar en forma.
Imagen
Imagen

- ¡Jan, a cenar! Ya basta de entrenamiento por hoy. - se escuchó la voz de Melisz en el interior de la casa reclamando a la chica, que se quitó el sudor de la frente con la manga del jubón blanco que portaba. Brynhildr estaba paralizada, incapaz de moverse y por primera vez en mucho tiempo volvió a sentirse frágil como una humana. Estaba segura de que si aparecía en su vida Jandara la despreciaría por lo que se había convertido, que destrozaría todavía más el recuerdo que tenía de ella si conocía la verdad.

Antes de volver dentro Jandara cogió el escudo que estaba apoyado en el estafermo y fue entonces cuando Brynhildr lo reconoció: aquel escudo de madera pintada de negro, reforzado sus bordes con acero y que le había regalado a la pequeña Jandara en una de sus caminatas, un escudo que por aquel entonces la niña tenía que usar sosteniéndolo con las dos manos y que ya era capaz de portar por si misma.

Aquella era la verdad y sin embargo Brynhildr fue incapaz de sentirse feliz. Sólo sintió lástima y una sensación agridulce en su interior, mas sus piernas se movieron y se dejó caer del tejado para caer tras los arbustos del patio de su casa. Su reacción al ver que Jandara todavía atesoraba el escudo que ella le había regalado fue instantánea, visceral, y sin embargo nada más caer se dió cuenta de que aquello era un error.

Jandara se acercó al origen del ruido espada de madera en mano y con el ceño fruncido, buscando a aquello que había sido causante de ese extraño sonido pero cuando llegó Brynhildr ya no estaba ahí.

- Jan, ¿ocurre algo? - preguntó Melisz desde la puerta que daba al patio, preocupada al ver que la muchacha todavía no había entrado

- No, solo creí... haber escuchado a alguien. - respondió ella con voz queda y una extraña sensación de familiaridad antes de volver dentro con su tía.

Horas después, ya en su refugio, el sonido de una pluma rasgar el pergamino era lo único que se escuchaba en el escritorio de Brynhildr...


Imagen


Offtopic :
1: Diciembre de 2017

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 31 Dic 2017, 01:59 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
[Otoño de 1479]1
Cuando Brynhildr alzó la mirada para posarla en el enorme elfo en absoluto esperó que los hechos se desarrollaran como estaban a punto de hacerlo. Shamaelthalar estaba al final del puente que conectaba con las cercanías de la cripta de la antigua Reina Bodhi, con el arco en la mano y una mirada gélida que fue recibida por la vampiresa con cierta extrañeza.

- De patrulla, imagino. ¿Qué ocurre? No voy a comerme a nadie, si es lo que te preocupa. -

- No es eso lo que me preocupa. Me preocupa que o me tomes por tonto o que te tomen a ti. ¿Quiénes iban contigo cuando estuvisteis en la Sirena de los Mares, Brynhildr? Dime a quiénes dejaste ahí cuando te fuiste con ese orco. -

Brynhildr no comprendió por qué eso era importante pero era imposible que lo supiera, dado que no tenía ni idea de lo ocurrido cerca de Imnescar unos días atrás con los cadáveres infectados de los marineros de la Sirena. Pero aquellas formas terminaron por hacer que la vampiresa saltara como movida por un resorte.

- ¿Quieres información? Dame explicaciones o no sacarás nada de mi. ¿Qué diablos os pasa a todos últimamente, habéis perdido el juicio? - estaba harta de que creyeran que podían exigirle cualquier tipo de información, de que pudieran tomarse libertades con ella cuando ya decía mucho más de lo que muchos inmortales tolerarían que dijese, pero aquello no valió al furioso labelasan al que no veía tan molesto desde su encuentro en la Luz del Alandor, cuando Ireth ya le había contado los planes que tenía para Brynhildr. Shamaelthalar se transformó y el elfo pasó a convertirse en un enorme licántropo oso que comenzó a rugir:

- CUATRRO MARRINOS ALZADOS E INFECTADOS CONTAGIARRON UN PUEBLO AYERR. LOS NOMBRRES, YA. MARRINERROS DE LA SIRRENA DE LOS MARRES USADOS COMO ARRMA. LOS NOMBRRES DE TUS ACOMPAÑANTES ESE DÍA, BRRYNHILDRR. YA - en cuanto la transformación comenzó Brynhildr ya estaba con su arma y escudo listos y preparada para cualquier cosa, pero no pudo evitar una mueca de confusión que en su interior se resolvió con rapidez; estaba bien claro lo que habían hecho el resto con los cadáveres cuando ella se había ido.

Shamaelthalar continuó exigiendo esos nombres, apelando primero a su moralidad y luego a una pequeña que había fallecido víctima de la plaga. Aquello fue todo lo que necesitó escuchar la vampiresa que no pensaba tolerar ni un minuto exigencias o chantajes.


- NO PUEDES TENERRLO TODO, HIJA MÍA. NO PUEDES TENERR LA OSCURRIDAD Y PRRETENDER A LA VEZ QUE LA IGNORREMOS CUADNO TE CONVENGA. TIENES QUE DECIDIRR, O AYUDAS Y AUN QUEDA ALGO BUENO EN TI O SIGUES JUGANGO ENTRRE DOS MARRES SIN QUE NINGUNO CONFIE RREALMENTE EN TI. -

- Entonces soy una con la oscuridad, le pese a quien le pese. Éste es mi camino ahora... ¿Vas a ser uno más de los que ven el mundo exclusivamente en una escala de blanco o negro? ¿Es esa tu decisión? Sea, Azote... me da mucha lástima que tenga que llegar a algo así contigo. Ahora lárgate o haz lo que creas conveniente: nuestra conversación ha terminado. - aquello le resultaba decepcionante. Uno de los pocos mortales a los que admiraba sinceramente estaba cayendo al fango de la hipocresía justo delante de sus ojos. Aquella pantomima ya había terminado para ella - ¡¡FUERA!!

Un rugido entre rabia y amargura salió de la garganta del oso que cogió también sus armas anticipando lo que estaba por ocurrir.



Casi al unísono cargaron el uno contra el otro haciendo uso de todas sus capacidades para salir victoriosos de aquella amarga batalla. Brynhildr se movía en combate a una velocidad vertiginosa, golpeando por ángulos casi imposibles y desviando con el escudo todos los impactos que no esquivaba con la rapidez que el don del vampirismo le había entregado. Shamaelthalar, con la fuerza de un alud y las bendiciones del Dios Tuerto de su lado era una bestia casi imparable: cada uno de los golpes que conseguía impactar en Brynhildr hubieran sido mortales para cualquiera que no tuviese su condición y sin embargo no la hacían titubear aunque se vio a si misma en varias ocasiones, igual que él, a punto de ser derrotados por su contrincante.

La batalla continuó durante varios minutos donde se mantenían a raya el uno al otro, intercambiando tremendos golpes que ella regeneraba con su aptitud natural y él con su magia. No había otros sonidos en todas las cuevas que no provinieran de aquella cruenta batalla, un festival de sangre y rabia que bullía en el interior de los dos.


- ¡¡Ya basta, Shamaelthalar!! -

- DAME LOS NOMBRES MALDITA SEA -

Agotado y sintiendo que si alargaba el combate le costaría cada vez más mantener el tipo el sacerdote alzó su brazo izquierdo para alzar el amuleto de Labelas que llevaba colgado del antebrazo y murmurando una letanía obligó a la vampiresa a alejarse y alejarse durante unos cuantos metros hasta que la presencia de la energía positiva del símbolo se marchitó.

- Esto es agotador... - Brynhildr sentía como la Bestia en su interior clamaba más y más sangre, hambrienta por toda la vitae que había tenido que consumir para regenerarse. Su armadura estaba hecha trizas y algunas de sus heridas comenzaban a regenerar a un ritmo más lento del normal. El pelaje de Shamaelthalar era una amalgama de color blanco y rojo y numerosos signos de encontrarse también al límite.

- IRETH TENÍA RAZÓN, NO PUEDO MATARTE... NO AÚN, NO MIENTRAS AÚN VEO A LA MUCHACHA QUE TANTO QUISE. - resolló Shamaelthalar, cansado y herido

La vampiresa dió un paso adelante sin variar ni un ápice su expresión. - Yo sí puedo. Me prometí no hacerte daño mientras tú no alzaras tu brazo contra mi pero no deberías forzar lo que soy ahora. Es suficiente. No quiero que se alargue más esta tontería: supongo que ahora me considerarás una cosa a la que debes destruir y yo tendré que ceñirme al aburrido papel de villana que tan inútil considero y el día que nos crucemos, como hoy, será para que corra la sangre. -

- ALGUIEN QUE PODRRÍA SERR SALVADO, QUIZÁ, PERRO NO UNA COSA A LA QUE DESTRRUIRR. PERRO DE AHORRA EN ADELANTE SIN TE CONSIDERRARÉ RRESPONSABLE DE LAS ACCIONES QUE TAN DESPRREOCUPADAMENTE NO TE INTERRESA CONOCERR -

Por toda respuesta Brynhildr le hizo una reverencia cargada de amargura antes de desaparecer del lugar, dejando al herido elfo solo en medio de la oscuridad. Al llegar a Bodhi se desplomó sobre la fría piedra, casi incapaz de continuar. Al final todos acababan cayendo en ese agujero; Blake tenía razón a veces con que el único idioma que entienden es el de la muerte y la destrucción. Si esa era la melodía que querían escuchar... ella se encargaría de ser el instrumento que les diese la obra más perfecta que pudiesen haber imaginado jamás.


Offtopic :
1: Diciembre de 2017.

Agradecimientos varios: a Andra por darme siempre unas escenas tan tan guays cada vez que roleamos y a Gorfuk, que como me dice que siempre escribo relatos lacrimógenos le traigo uno de ostias y sangre como le gusta a su ajustado cerebro turquispano.

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 31 Dic 2017, 09:16 
Hélice con atún
Hélice con atún
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 22 Ago 2014, 16:05
Mensajes: 1922
Musrha escribió:
Offtopic :
1: Diciembre de 2017.

Agradecimientos varios: a Andra por darme siempre unas escenas tan tan guays cada vez que roleamos y a Gorfuk, que como me dice que siempre escribo relatos lacrimógenos le traigo uno de ostias y sangre como le gusta a su ajustado cerebro turquispano.


Offtopic :
A ver, por partes:

  • Namber uan: me gustan tus relatos lacrimógenos y los de hostias. Todos.
  • Namber tu: mi ajustado cerebro es más mejor que el tuyo, astur de mierda.
  • Namber tri: rolear con Shama es garantía de buen rol.
  • Namber for: CHAN CHAN CHAAAAAN

_________________
Qan Ateshi : Embajador y Capitán del Imperio de MurannheimImagenCasa Comercial Sheytan
Gorgut - RIP : Jefe de Murann, El ejecutor de elfos
Imagen-Escoria, pronto te reunirás con tus dioses y pagarás por la muerte de mis hermanos.
-Una pena que tras mi muerte nadie vaya a cuidar del resto de elfos que quedan en Murann...
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 07 May 2018, 12:20 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
[Invierno de 1481]1


Imagen

La fecha se acercaba peligrosamente y la Baronesa sentía la presión de todo aquello sobre sus hombros, haciéndola más pesada y lenta por momentos. El encuentro con Zyrkara estaba al caer y aunque se había mostrado ante ojos del sacerdote como más que capaz de afrontar esa negociación, Brynhildr podía observar la sombra de la duda vigilándola desde un rincón de aquella habitación en su refugio.

De entre todas las criaturas de los planos los demonios eran, con diferencia, su especialidad. No sólo su cuerpo vampírico era cercano al Abismo debido al Don Tenebroso, si no que su propia alma estaba atada a una criatura que haría temblar a la propia Zyrkara. Y aun así Brynhildr dudaba. Dudaba porque tendría que bailar cara a cara una sinuosa danza con una criatura todavía más ducha en las mentiras que ella misma... y si fracasaba aquello sería un duro golpe para su credibilidad.


- ¿Qué te preocupa? - aquellos ojos grises se fijaron en la vampiresa y la melena del color de las alas de un cuervo cayó en cascada junto a su rostro, con la sonrisa conciliadora de alguien que sabe que algo va mal.

Brynhildr alzó entonces su mano derecha para posarla la mejilla de quien le hablaba, negando despacio con la cabeza para restarle importancia. Se obligó a esbozar una sonrisa, inclinándose para dejar un beso en su frente y volver a acomodarse en su asiento.


- No perderé en mi propio juego. - una declaración de intenciones, más que suficiente para arrancar una risa clara y sincera de su acompañante que no quiso añadir nada más y únicamente asintió


Offtopic :
Muevo aquí el mini mini mini 'relato' que puse en Murann, robándole sin pudor alguno a duBal la molona foto que puso en el suyo para la súcubo.

1: Ésto transcurre en Mayo de 2018.

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Roble de sangre
NotaPublicado: 12 Jun 2018, 21:17 
Deidad mayor
Deidad mayor
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 26 Jul 2015, 16:17
Mensajes: 1523
Ubicación: Asturias
Edad: 26
[Invierno de 1481]1

Tres cabezas. Tres sacrificios. Tres almas. Tres recuerdos. Era el precio para recuperarles, así como para poder hacerle entrega al demonio del alma de Ssavrasileia y de Shyrz'thaxxthaeril. Aquel pozo lleno de almas ansiosas de las memorias de los que todavía caminaban por el mundo exigía más y más, pero el sacerdote del Destructor no dudó un instante en acercarse para llevar su brazo al interior de aquel extraño líquido espiritual. Su brazo fue devorado hasta el hueso por el primitivo poder de las almas, pero algo más importante que eso se llevó consigo. Un trozo de su memoria, casi de su propia alma, un fragmento de su identidad que se perdió para siempre a manos de ellas.

Brynhildr no estaba dispuesta a perder nada por la misión. Emnekhul había acudido para ayudar, pero de otros dependía el pago que pudiera implicar salvarles a todos… pero mientras Engra trataba de recuperarse de lo que acababa de sufrir las tres cabezas seguían pidiendo dos sacrificios más y nadie más se movía de su lugar.

Dispuesta a solucionar aquello por si misma se acercó taimadamente a la drow Lizalith a la que dedicó su mejor sonrisa para pedirle, muy educadamente, que metiera su brazo en aquel pozo. La educación de la vampiresa y el poder de dominación que el Don Tenebroso había otorgado a su mirada y a la de toda la Estirpe bastó para que la elfa andara hacia éste, incapaz de evitarlo, para cumplir las órdenes de la Baronesa Cantoscuro. Mientras tanto ésta se acercó al Mestizo, cogiendo a la sacerdotisa del Dolor que estaba inconsciente para meter también su brazo en el pozo, completando así los tres sacrificios…

...o eso quiso creer. Los sacrificios contra la propia voluntad de un sujeto no son sacrificios como tal y el pozo no tuvo efecto alguno ni en la elfa ni en la humana. Con un chasquido de decepción Brynhildr le dió un puñetazo a la pared mientras Annatar andaba al pozo, hundiendo su brazo en él y sufriendo el mismo destino que el sacerdote. Dos de tres, sólo restaba uno… pero igual que antes nadie más parecía dispuesto a ello.

Y se encontró a si misma andando en dirección al pozo, con la determinación de alguien que se ha prometido a si misma completar una misión que en otras circunstancias hubiera sido un fracaso. Su brazo izquierdo, el del escudo, entró en el extraño líquido del pozo de almas y entonces sintió como todas ellas comenzaban a invadir su cuerpo, buscando devorar su carne y sus recuerdos.


- No… dejaré que lo hagáis… tan fácilmente… - rugió Brynhildr, haciendo acopio de toda su fuerza de voluntad para que las almas no pudieran llevarse nada más que lo que ella sacrificara para ellas... y entonces se concentró.
Imagen

Se concentró en aquella figura que se había encontrado en los túneles, pasando un mal trago a manos de los trasgos. El Colibrí con el que había compartido tantos momentos, a la que había salvado en varias ocasiones de caer en un pozo de desesperación y la que le había salvado a ella misma de hacerlo. Pudo sentir como su imagen comenzaba a desvanecerse de cada uno de esos recuerdos, como aquellas sensaciones morían en su interior y el fuego que siempre nacía en el interior de su pecho al recordarla se extinguía devorado por las almas del pozo. Como uno de los mayores motivos que la llevó la oscuridad y que consumió la poca esperanza que tenía en vida dejaba de existir, como si nunca hubiera estado ahí.



Cuando todo terminó Brynhildr se vió a si misma de rodillas, mientras la estancia comenzaba a temblar una vez los sacrificios habían sido completados, pero la Cazadora no estaba enterándose de nada. Sus sentidos ahora aislados por completo la mantuvieron sumida en sus pensamientos, sintiendo que algo muy importante había sido arrancado de su alma, de sus recuerdos y de su corazón…

...algo que sabía que había decidido abandonar, pero algo sin lo que se sentía ajena a su cuerpo, como si en aquel mismo momento su simple existencia no tuviera todo el sentido que creía.


- ¡¡Baronesa!! - escuchó una voz de ultratumba a sus espaldas, que la llamaba. Decenas de no-muertos se estaban alzando para destruirles, pero ni siquiera había sido capaz de percatarse de ello ni reconocía la voz que la llamaba, tan ausente como estaba. Pero cuando una de esas criaturas se lanzó contra ella para atacarla la mano derecha de Brynhildr cogió el pomo de Tormenta Noctura y con un único movimiento en arco hacia la derecha le separó el cráneo putrefacto del resto del cuerpo.

Quizá se sintiera vacía, pero era una cazadora y estaba rodeada de presas. Era hora de luchar.


Offtopic :
Gracias a todos los que participasteis en esta locura. Especialmente a DM Blood y DM Onyxia por hacer estas cosas que tienen un impacto en el personaje y que dan para rolear cosas tan interesantes como ésta ^^ Pronto la segunda parte del relato sobre la 'aceptación' de esta pérdida.

1: Ésto transcurre en Mayo de 2018.

_________________
"There must be some kind of way outta here" said the joker to the thief...

Brynhildr Cantoscuro : 
Imagen
Retrato Brynhildr
Casa Comercial Argéntea :  Imagen
Retrato Úrsula Staufen
Rendam Weispell :  Imagen
Retrato Rendam
Arriba
  Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 6 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Diseño del Foro modificado para PUERTA DE BALDUR por Monti, Tripiyon y Delar.