Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


Fecha actual 16 Oct 2018, 01:21



Últimas noticias relevantes:
¿Creéis que podéis aportar movimiento al servidor? ¿Habéis pensado alguna vez en estar al otro lado? ¡Esperamos vuestras candidaturas DM!

Buscar:

Nuevo tema Responder al tema  [ 17 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Pisadas en la nieve
NotaPublicado: 17 May 2018, 01:19 
Adivinador de quests
Adivinador de quests
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 17 Jul 2016, 02:11
Mensajes: 1048
Ubicación: El enclave Zhayino
Edad: 24
Heridas en la nieve

El guardián caído salió de allí con una flecha clavada entre las escamas de la armadura, supurando sangre, afectado por aquella punta encantada que le ardía en la piel cómo si atravesara su alma. Otra flecha en el hombro anunciaba que la victoria no había sido suya. Finalmente toda su ropa exhalaba humo negro del relámpago que había caído sobre su cuerpo, había escapado por los pelos. Todavía le daba vueltas la cabeza, las plegarias de la poderosa elfa lo habían dejado clavado, todavía no sabía cómo había salido de allí.

"Prométeme que.. Si me desvío de la senda acabarás con mi vida, hermana"

¡SILENCIO!- Dijo golpeándose ahora con más fuerza que todas las anteriores que la voz le había asaltado.- ¡NO DIJE ESO! ¡NO DIJE NADA!

Sus gritos hacían eco en la montaña, ahora sangraba por un sitio más, su amoratonada cara había sido desgarrada por sus uñas rotas y afiladas.

-¿Por qué no lo entienden...? ¿Ninguno...? ¿Por qué no tengo el poder... de hacérselo ver...?

Se detuvo en seco unos instantes, miró hacia atrás, había ascendido mucho, pero el rastro de sangre era notable, tenía que desaparecer de allí cuanto antes. Más se detuvo a meditar, meditar sus palabras.

-¿Por qué no tengo el poder de OBLIGARLES a ver? Eso... Eso es... Tengo, que hacerme más fuerte. Tengo que dominar mis poderes, devorar y desarrollarlos, hacerme... Poderoso. Entonces no podrán decirme que no, les forzaré a todos...

Gruñó ante su recién adquirida meta, la cual había salido a flote entre la destrozada mente del antiguo guardián. Comenzó a escalar por la roca, pero ni era hábil ni las heridas le dejaban hacerlo bien, cayó contra la nieve y extendió la cara hacia atrás, mirando al revés el mundo, esperando que apareciera alguien para acabar con su vida de un último flechazo, pero no apareció nadie. Llevó las manos a las heridas y evocó las palabras de curación... Pero no ocurrió nada.

-¡Por el aliento gélido de Áuril!.-Farfulló, entre muchos otros insultos en iluskano.

Cuando te conviertes en un devorador de vida, solo destruyes, y eso era algo a lo que tendría que acostumbrarse.

-¿Por qué el elfo mencionó a Sheyfa...? ¿Ha vuelto...?

Se reincorporó tras vendar las heridas y poner algún que otro ungüento, serviría para aguantar un rato, al menos, tenía que huir junto a alguno de sus recientes aliados, y hacerlo cuanto antes.

-¿Ella lo entenderá...? ¿Vendrá conmigo? Ella... Me quería... Seguro... Que lo entiende, seguro... Que puede abrazarme como lo hacía...

Dijo tragando saliva, para volver a empezar a escalar. Roca a roca iba torpemente agarrándose, ascendiendo, poco quedaba de pared y podría empezar su descenso al otro lado. Justo cuando iba a agarrarse al borde el hielo de la piedra le hizo resbalar, y caer al suelo levantando la nieve casi como quien cae en un lago. Sus huesos crujieron con fuerza y escupió sangre a un lado.

"Pase lo que pase seremos tus hermanos, Breye."- La voz de la gentil volvió en forma de recuerdo, en forma de visión.


-Me mentiste... Minenyar... Pero... Pero vendrás conmigo... Todos vendréis conmigo...

Las lágrimas emergieron de sus ojos, cayendo a la nieve y helándose al tocarla. El viento de la montaña era gélido e invernal. El antiguo druida lloró, pero no por el dolor del combate, sino por las heridas que se formaban en su mente, en su destrozada mente, y que no lograba cerrar.
Arriba
  Perfil  
 
 Asunto: Re: Pisadas en la nieve
NotaPublicado: 18 May 2018, 21:42 
Adivinador de quests
Adivinador de quests
Avatar de Usuario
Desconectado

Registrado: 17 Jul 2016, 02:11
Mensajes: 1048
Ubicación: El enclave Zhayino
Edad: 24
La quema

El viento gélido aullaba fuera de aquella gruta, aquel lugar que durante tanto tiempo había considerado su hogar. Al penetrar lo encontró todo tal cual lo había dejado, los trasgos se habían acostumbrado a no acercarse a la morada del guardián.

Nada más entrar el fuerte olor del lugar llegó a su nariz, el sudor mezclado con la sangre y las distintas plantas rituales. Pasó lentamente su mirada por la escena, su cama improvisada con pieles y hojas seguía en el mismo y exacto lugar, así cómo la de su compañero animal. El círculo de las hoguerillas estaba intacto, y los adornos que tanto le recordaban a su tribu seguían colgados por los salientes de la pared. Su improvisado altar... Todo, absolutamente todo permanecía en el mismo punto.

Dio unos pasos hacia delante, mientras con la mano limpiaba la sangre que goteaba en la punta de su lanza. Detenidamente palpó cada recuerdo y cada decoración de madera. Tocó el hogar de su antiguo amigo, oliendo el fuerte aroma a oso que todavía lo impregnaba. Suspiró lentamente para luego reincorporarse.

Llevando una mano al cuello entonces, arrancó sin delicadeza alguna el colgante de la diosa del invierno que llevaba al cuello, mirándolo con la misma frialdad que seguramente le observaría ella en ese momento.

-No eres la razón de mi poder, no lo eres desde hace mucho... -Dijo lanzando el símbolo de la deidad contra su cama, haciendo que golpeara con otro colgante, aquel que representaba al Padre Roble y que había dejado en el hogar.

Extendió el brazo y tragó saliva unos instantes, cerrando los ojos. Su sangre empezó a hervir cuando pensó en la destrucción que quería causar, en la misión que ahora tenía, en toda la venganza que se tenía que tomar. Las llamas emanaron de sus palmas, descontroladas, agitadas y violentas. Chocaron con todos sus recuerdos, con todos sus instrumentos, contra su lecho y su morada. Todo comenzó a arder y el humo negro no tardó en flotar a su alrededor. Tal visión le reconfortaba y sus nuevos poderes no le desagradaban. Había dejado aquel que deseaba apagar hasta la más mínima llama, a disfrutar viendo como todo lo devoraba.

El caído se dio la vuelta y salió de aquella caverna, para perderse entre las ventiscas y el viento, preguntándose que o quién se estaría fijando en él. Si algo le concedía aquel poder, o si de verdad lo arrancaba a voluntad del suelo. Sea cómo fuere, no tenía intención de detenerse, no al menos mientras su corazón latiera.
Arriba
  Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 17 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Diseño del Foro modificado para PUERTA DE BALDUR por Monti, Tripiyon y Delar.